La Policía Federal capturó a un prófugo de la Justicia

Fue ayer en la terminal de ómnibus de Comodoro Rivadavia, cuando personal de la Policía Federal detuvo a un hombre de 49 años que estaba prófugo de la Justicia de Entre Ríos.

Este lunes, efectivos de la Policía Federal detuvieron a un hombre de 49 años prófugo de la Justicia de Entre Ríos. El hombre venia de Neuquén en un colectivo de la empresa "Don Otto" que tenía como destino la ciudad petrolera.

Se trata de Germán Ariel Francia (49), quien era intensamente buscado y fue detenido por personal policial de la Delegación de Comodoro Rivadavia de la Policía Federal Argentina. El sujeto esta imputado por homicidio culposo en un hecho ocurrido en diciembre de 2016.

Francia aseguró ante los uniformados tener domicilio en Playa Unión, Rawson.

DESAPACION DE MIGUEL ANGEL PRGOMET

Germán Ariel Francia está involucrado en una causa por la desaparición de Miguel Angel Prgomet de 69 años quien, junto con otras tres personas, contrató a un guía que los llevó a pescar al río Paraná.

El hecho ocurrió en diciembre del 2016 y Prgomet nunca fue encontrado luego del accidente de la lancha que había contratado en el Club Regatas de Paraná y en la que viajaban cinco personas, incluido el desaparecido y el guía, que no sería otro que Francia, que desde entonces vive en Playa Unión.

Mariano Ortiz Prgomet, sobrino de Miguel Angel de 69 años comentó al diario La Capital de Rosario, que su tío y sus acompañantes “embarcaron en el Club Regatas, contrataron un servicio con un guía que al parecer no tenía mucha experiencia. Eran cinco en total: mi tío, tres muchachos de Bigand que iban con mi tío y el guía”, detalló.

"Supuestamente iban rápido, al parecer una plomada le puede haber dado en la cabeza al guía que conducía, aunque las personas que iban dicen que no fue eso. La cuestión es que hizo una mala maniobra, la lancha se da vuelta y los ocupantes salen despedidos a la altura del Arroyo Los Meones", agregó.

El sobrino del Prgomet contó que los sobrevivientes salieron rápido y se agarraron del casco de la lancha. "Suponemos que como el parabrisas de la lancha estaba roto, mi tío al salir despedido chocó contra el vidrio y eso le produjo un desvanecimiento que no le permitió nadar", relató.

La lancha fue secuestrada y se encontraba en Córdoba al 100 bis en Puerto General San Martín para ser sometida a pericias. Prefectura Naval de San Lorenzo – en ese momento- continuaba con la búsqueda por ambas costas

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico