La represión de la policía en Cataluña dejó 844 heridos durante el referendo

El vocero del gobierno catalán, Jordi Turull, atribuyó los heridos a "la violencia policial del Estado" español y aconsejó a las víctimas que acudieran a hospitales para obtener certificados y formular denuncias. Como contrapartida, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, tildó la consulta popular como ilegal y como un chantaje. Culpó al gobierno catalán de ser el responsable de los hechos de violencia registrados.

El gobierno de Cataluña informó que 844 personas resultaron heridas en los disturbios registrados ayer en el contexto del referendo de secesión de esa región, que se realizó pese a haber sido prohibido por la justicia de España, y que dejó también al menos seis detenidos.

El vocero del gobierno catalán, Jordi Turull, atribuyó los heridos a “la violencia policial del Estado” español y aconsejó a las víctimas que acudieran a hospitales para obtener certificados con los que pudieran formular denuncias ante los Mossos d’Esquadra (policía catalana).

En tanto, el Ministerio del Interior español reportó que 19 policías y 14 guardias civiles fueron heridos al intervenir para retirar urnas e impedir la celebración del referendo, y que seis personas -una de ellas, menor de edad- fueron detenidas por la Policía Nacional y la Guardia Civil por “resistencia, desobediencia y atentado a los agentes de seguridad”.

Dos de los heridos estaban en estado grave anoche. Se trata de un hombre que fue operado tras recibir un golpe en un ojo con una pelota de goma, y de otro, de 70 años, que sufrió un paro cardiorrespiratorio cuando la Policía desalojaba un centro de votación en Lleida.

Entre los lesionados figura el alcalde del municipio Dosrius, Marc Bosch, quien fue hospitalizado con contusiones pero estaba fuera de peligro.

Mientras, los centros de votación del referendo de secesión unilateral de Cataluña cerraron anoche, tras una jornada de mucha tensión por el intento de asedio de la policía a los votantes independentistas, que consiguieron celebrar la consulta prohibida por la Justicia.

Centenares de personas que permanecían concentras a las puertas de los puntos de votación dijeron al unísono “¡Hemos votado!”, cuando cerraron sus puertas de las escuelas, donde miles de catalanes logran votar.

El propio gobierno catalán reconoció que no se pudo votar con “normalidad”, dado que 319 de los 2.315 puntos de votación habilitados fueron precintados por la policía, además de la confiscación de urnas.

RAJOY HABLO

DE CHANTAJE

El presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró: “hoy no ha habido un referendo de autodeterminación en Cataluña”, y responsabilizó al gobierno catalán de ser el responsable de los hechos de violencia ocurridos durante la jornada electoral por haber “promovido la ruptura de la legalidad y la convivencia”.

“Hoy no ha habido un referendo de autodeterminación en Cataluña; nuestro estado de derecho mantiene su vigencia”, dijo Rajoy en una declaración institucional sin preguntas en el Palacio de La Moncloa, sede del Ejecutivo en Madrid, al término de la consulta de secesión catalana, que se celebró pese a que fue prohibida por la Justicia.

El líder conservador subrayó que los independentistas “han vulnerado derechos fundamentales y traspasado los límites del “decoro democrático”.

Y explicó que su gobierno “reacciona contra quienes quieren subvertir la ley” y “actúa con todos sus recursos legales”.

“Hemos visto comportamientos que repugnan a cualquier demócrata: adoctrinamiento de niños, acoso a jueces y acoso de periodistas”, añadió el presidente del gobierno.

“Los responsables de estos hechos, de los que han tenido lugar hoy y de los que nos han traído hasta aquí son los que han promovido la ruptura de la legalidad y la convivencia; no busquen más culpables, no los hay”, continuó Rajoy.

No obstante, señaló: “la gran mayoría del pueblo de Cataluña no ha querido participar del guión de los secesionistas, y eso es algo indiscutible”.

“La gran mayoría de los catalanes han demostrado que son gente de ley en el más noble sentido de la expresión”, subrayó, para luego añadir: “han dado pruebas de un gran civismo” y “han sabido resistir el embate de las peores prácticas populistas”.

Rajoy agradeció a los políticos que le dieron su apoyo, a los jueces, a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que, según dijo, “han cumplido con su obligación y con el mandato que tenían de la justicia”.

“Hubiera sido más fácil para todos mirar para otro lado mientras se perpetraba la ilegalidad, pero no lo han hecho”, remarcó.

También destacó el apoyo “sin fisuras” de la Unión Europea y de la comunidad internacional, que entendieron que estaba en juego la defensa de la constitución y el sistema democrático español.

“Hemos hecho lo que teníamos que hacer; somos el gobierno de España y yo soy el presidente del Gobierno de España y he asumido mi responsabilidad; hemos cumplido con nuestra obligación, hemos actuado con la ley, como dije desde el principio, y solo con la ley”, subrayó.

Finalmente, Rajoy dijo que no va a “cerrar ninguna puerta”, porque siempre ha ofrecido “diálogo honesto y sincero” pero dentro del marco de la ley y la democracia.

“La democracia se ha fundamentado en el acuerdo, no podemos permitir que se base en el chantaje de unos pocos”, zanjó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico