La venta de alimentos y bebidas centra el consumo para fin de año

El especialista en consumo masivo Damián Di Pace, de la consultora Focus Market, indicó que las expectativas de fin de año registran un “buen impulso” que comenzó con las ventas navideñas, aunque ahora los rubros son distintos.

Tras el buen desempeño que tuvieron las compras minoristas en la Navidad, con un alza promedio de la actividad del 2,5 por ciento, el comercio aguarda transcurrir el fin de año con buenos resultados, especialmente en gastronomía y bebidas, y augura buenas ventas para la celebración de Reyes, el 6 de enero.

El especialista en consumo masivo Damián Di Pace, de la consultora Focus Market, indicó que las expectativas de fin de año registran un “buen impulso” que comenzó con las ventas navideñas, aunque ahora los rubros son distintos.

“Si para Navidad lo esencial era la regalería, la indumentaria, el calzado y la electrónica, ahora las ventas se inclinan más hacia el consumo masivo en pos de la cena de fin de año”, indicó.

“Hay mucha expectativa en relación con las reservas en los restaurantes para la cena de mañana (hoy)”, expresó Di Pace. Sostuvo que “los precios son altos en relación con la demanda”, y advirtió que “no sólo se exige un número mínimo de comensales sino también el pago adelantado de la mesa”.

Anticipó que para Fin de Año las expectativas de ventas comerciales se centran en rubros como la carne y las bebidas “con fuertes descuentos en los supermercados que van de 15 al 35 por ciento”, de acuerdo con el día y a la tarjeta a la que esté adherido el consumidor.

Respecto de la celebración de Reyes, dijo que “es una fecha que perdió estacionalidad porque depende del movimiento turístico, ya que mucha gente para esa fecha se está movilizando para la Costa o bien para el interior. No obstante hay buena predisposición para la venta de juguetes, electrónicos, informática y video juegos”, explicó.

Alberto Williams, de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de la Capital Federal, dijo que las compras de carne están “tranquilas” y que se centra en cortes tradicionales como el peceto, la colita, vacío y el asado.

Fuentes de una cadena de supermercados indicaron que el consumo fuerte de alimentos y bebidas se registró en Navidad, y consideraron que en la celebración de Año Nuevo, debido a que mucha gente se desplaza a las ciudades balnearias, el consumo es más “disperso”.

No obstante, indicaron que las cajas navideñas “se vendieron bien” y que en fechas como las de hoy prima la venta de “carne vacuna, lechón, pollo y fruta”, impulsadas por las promociones de las tarjetas de crédito en el marco de una “verdadera guerra de precios” entre los supermercados.

GASEOSAS Y

ESPUMANTES

En materia de bebidas “se venden gaseosas y especialmente las promociones de vino y espumantes de seis botellas a precio de tres”, indicaron.

Miguel Calvete, de la Federación de Supermercados Chinos, dijo a Télam que para estas fiestas el sector observó un aumento del 16 por ciento en el volumen de ventas de alimentos y bebidas en comparación al año anterior. En relación a la venta de vinos, sidras y espumantes dijo que las ventas aumentaron 15 por ciento respecto del año anterior. También destacó la venta de pollo, carne y enlatados, especialmente las ensaladas de fruta.

Los shoppings no tienen previsto extender sus horarios para fin de año y aunque muchos centros comerciales incluyen locales de vinerías o alimentos, no son los puntos que concentran el consumo masivo típico de esta fecha.

SECTOR JUGUETE

En tanto, el sector del juguete confía en que las promociones de descuento que ofrecen las tarjetas de crédito serán un factor clave que impulsará las ventas para Reyes, donde también se estima que el gasto promedio por unidad será de alrededor de 300 pesos.

Darío Mermelstein, presidente de la Asociación Argentina de Empresas de Juguetes y Afines (Aadeja) que agrupa a fabricantes, importadores y comerciantes jugueteros, dijo en diálogo con Télam que “las promociones de descuento con tarjetas de crédito y promociones especiales de productos de años anteriores que no se vendieron y ahora serán liquidadas”, son las claves que impulsarán las ventas de juguetes para este fin de año.

A consideración de Mermelstein, el ticket promedio en la compra de un juguete tipo rondará los 300 pesos, y dentro de los productos clásicos los más vendidos son los autos, las muñecas y los juegos de salón. 

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico