La verdad detrás de la carta de Luis Ortega a Carlos Robledo Puch

El asesino serial inició acciones legales contra el director de "El ángel", pero se equivocó de blanco. Sostiene que nunca mató a nadie.

Carlos Robledo Puch está enojado, y no es para tomarlo a la ligera. El asesino serial más notable de la Argentina le mandó una carta documento a Luis Ortega, director de la película "El ángel", que refleja su historia, y en este marco salió a la luz una misiva que el cineasta le mandó, pero que en verdad él no fue el autor de ese texto.

"Te escribo como par, como un hermano", dice la carta que el secretario de un juzgado difundió públicamente. Esas palabras no son de Ortega -como se dijo hasta hoy- sino de Rodolfo Palacios, autor del libro "El ángel negro", sobre el que se basa la película "El Ángel", que ya es un éxito de taquilla.

"Robledo Puch me mandó 40 cartas. Yo le habré mandado unas 30. Una de ellas es la que le adjudican, erróneamente (y sin dudas con mala intención), a Luis Ortega. Esa carta la redacté yo", aclaró este martes Palacios a través de su cuenta de Twitter.

La carta a la que hace referencia Palacios fue enviada hace un año e incluye detalles como que Ortega se comprometía a no emitir juicio sobre el asesino serial. Pero no tardó en llegar la negativa de Robledo Puch a lucrar con su prontuario en el cine.

"Teniendo en cuenta la psicología de Robledo usé términos o expresiones que no siento ni pienso, pero el objetivo era lograr convencerlo para que nos recibiera a Luis y a mí. Fue una estrategia. Y, admito, un error", reconoció el escritor.

En el texto del que se hace cargo Palacios, consta que el asesino serial detesta a la sociedad, a los medios y a los periodistas, pero Robledo Puch no quedó convencido.

Luego Luis consideró que lo mejor era no verlo. Seguimos en otra etapa de investigación. La carta (que Robledo le dio a un secretario de un juez y el secretario repartió a los medios) es obra mía. Punto final.

Robledo Puch prohibió la utilización de su nombre en la película y se reserva la posibilidad de iniciar acciones legales si su nombre aparece en alguna obra cinematográfica, de lo que se desprende la novedad de una carta a documento enviada desde la cárcel en estos días.

Fuente:

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico