Lagomarsino tendrá que usar tobillera electrónica con GPS

Lo dispuso el juez Ercolini, en el marco de la investigación por la muerte del fiscal Nisman. El técnico informático tiene, además, que presentarse al juzgado cada 15 días.

El juez Julián Ercolini ordenó que se le coloque la tobillera electrónica con GPS a Diego Lagomarsino, la última persona que vio con vida al fiscal Alberto Nisman, antes de que fuera encontrado muerto.

El magistrado le pidió al Ministerio de Justicia que arbitre los medios para aplicarla, y a la cartera de Seguridad que esté a cargo del controL

A su vez, Ercolini dispuso que Lagomarsino se presente cada 15 días en el juzgado al tiempo que si se va más de 100 km, debe notificarlo al juzgado.

Más temprano, el fiscal Eduardo Taiano le advirtió al juez Julián Ercolini, que Lagomarsino, citado a indagatoria como supuesto partícipe primario del homicidio de Nisman, podría, por sus contactos, obstruir la investigación de la muerte del ex titular de la UFI AMIA.

"Otro elemento fundamental a tener en cuenta es que, si bien como desarrollé a lo largo de este dictamen, por el momento no se cuenta con elementos firmes que permitieran asegurar que Diego Ángel Lagomarsino prestó funciones para algún servicio de inteligencia, lo cierto es que sí existen firmes indicios que lo posicionan como, al menos, cercano a miembros de éstos.

Dicha circunstancia denota que Lagomarsino podría tener la capacidad y los contactos necesarios como para, cuanto menos, intentar ocultar prueba determinante para esta investigación", indicó el fiscal Taiano.

"Una circunstancia que no es posible dejar de lado, y que resulta esencial a los fines que aquí se están analizando, son las especiales y complejas circunstancias que rodearon al hecho investigado -y en el cual a Lagomarsino se lo está imputado en calidad de partícipe-, ya que no sólo se trató de un homicidio, sino que, además, se intentó montar un escenario suicida, con el claro objetivo de distraer a los investigadores, lo cual generó una demora de casi tres años en lograr dilucidar lo que había ocurrido", sostuvo Taiano en su dictamen.

Lagomarsino fue citado como sospechoso de haber sido partícipe del asesinato para el 14 de noviembre próximo. Hoy su defensa pidió la exención de prisión, algo que deberá resolver Ercolini.

El juez impuso el secreto de sumario tras ordenar una serie de medidas, entre ellas una tobillera electrónica con GPS y la obligación para Lagomarsino de presentarse cada 15 días en el juzgado. Tampoco podrá alejarse más de 100 km de su domicilio sin avisar al juzgado.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico