Las multas por acercarse a las ballenas llegan a los 400 mil pesos

Desde Prefectura amonestaron a las personas que se filman navegando junto a las ballenas en el Golfo Nuevo. "Los animales se acercan pero hay que diferenciar a los animales de las personas", sentenciaron. Remarcaron la necesidad de "ordenar" los kayaks en la zona de la costa.

El jefe de la Prefectura Naval en Puerto Madryn, Ernesto Finelli, dialogó con Radio 3 y se refirió a recientes intervenciones por personas que han navegado junto a ballenas en las aguas del Golfo Nuevo, o que se han filmado haciéndolo.

Remarcó que “hemos detectado casos y se han hecho algunos sumarios respecto a esto”, sentenciando que “muchos dicen ‘los animales se acercan a las personas’ pero hay que diferenciar a los animales de las personas”.

“Tenemos que ser conscientes de que si una ballena se acerca a uno, hay que alejarse del animal, primeramente por seguridad de la misma persona”, sentenció el uniformado.

Agregó que “no podemos permitir que una persona con un kayak se acerque a un animal de tamañas dimensiones que está en su hábitat natural porque es lo lógico que pueda ocurrir alguna desgracia con un solo movimiento”.

Por este motivo, “Prefectura actúa ante la inquietud de las autoridades, que nos han requerido que colaboremos con el control y cuidemos que la gente no se acerque”.

En cuanto a las intervenciones, explicó que los sumarios que se inician son multas que incluso “pueden llegar a la Justicia Federal si no se cumple por parte del multado”, detallando que “según el caso, las multas van de los $ 50 mil a los casi $ 400 mil”.

“Hay varios casos que se ha llegado a finalizar el sumario cobrando la multa porque la han admitido pero además hay un montón de pruebas que los incriminan”, como las fotos o videos, acotó.

En este contexto, se refirió a la navegación con kayaks en la zona costera y remarcó la necesidad de ordenarlos, “la visión de la institución es que hay que ordenarlos, para que la gente lo disfrute”.

“La idea no es prohibir sino ordenar, ya que el kayak está al alcance de la mano de cualquier ciudadano o cualquier turista que viene, alquila uno y sale a navegar”, detalló.

Sin embargo, sucede que “se van a 100 metros de la costa, los sorprende el viento y no han podido regresar; eso ha ocurrido varias veces y gracias a Dios no hubo que lamentar víctimas”.

No obstante, “sí hubo víctimas el año pasado, pero no de gente que había salido de acá de la costa”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico