Las PASO ya se enfrían pero más de uno sigue acalorado por los resultados

El padrón de la discordia. Un vecinalista bien de pueblo y un ministro coqueto. Duelo de banderas y de cánticos en medio de una larga espera. Hizo un bollito con la multa. Se olvidaron del prócer. La funcionaria que predica y no practica. El político que juega a varias puntas. Los retos del jefe y las peleas por twitter. Alianzas que se quiebran.

Las casas de la discordia

Supuestas inconsistencias en el padrón de viviendas a construir para los damnificados del temporal, se transformaron en una de las polémicas centrales de la visita que el jueves realizó a esta ciudad el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, para firmar los convenios por obras.
El motivo central de la demora en el arranque del acto en el CEPTur fue precisamente esa controversia, que motivó una acalorada discusión en una oficina del mismo edificio mientras en su nave central un centenar de militantes y funcionarios esperaba pacientemente el comienzo de la actividad presidida por Frigerio.
Cuentan que cuando Frigerio comenzó a transmitir su molestia, el titular del IPV, Martín Bortagaray quiso ganar la parada a los gritos, diciendo que todo estaba bien y que Nación debía dejar de demorar la licitación y el inicio de las viviendas, palabras más palabras menos.
Entonces, Das Neves, levantándole la mano para que se callara, le dijo sin inmutarse ni alzar la voz: “hacé lo que te dice Rogelio, y callate”. Ahí terminó la discusión, y el acto pudo comenzar.

Los coquetos y los otros

El acto en el CEPTur se demoró inicialmente porque Rogelio Frigerio no llegaba y luego porque a su arribo encabezó la comentada reunión en la oficina de la planta baja del edificio en el que desde temprano había como 200 personas, apretadas con sus abrigos y sus humores.
Uno de los más eufóricos y cumpliendo siempre con su característica de hablar a los gritos, era el vecinalista del Máximo Abásolo, Roberto Varela, quien vociferaba y pedía que comenzara el acto, para luego transmitir su enojo porque, en su cercanía, alguien había encendido un sahumerio. “Estos del PRO son nariz parada”, espetó el vecinalista tocándose su fosa nasal, para agregar: “esto es olor a pueblo”.
En cercanías a la mesa central, donde luego se sentaron el ministro, el gobernador, el intendente y sus funcionarios, un asistente de Frigerio cuidaba un precioso bolso de cuero marrón y revisaba que en su interior estuviera todo. Así sopesaba con su mirada, los peines, cepillos, jabones, y otros elementos de acondicionamiento que el ministro lleva consigo siempre.
Pero parece que esta costumbre de metrosexual del funcionario nacional es imitada por estas latitudes ya que, en otro sector de la sala, un colaborador de la diputada nacional Ana Llanos tenía, en su bolsa de supermercado, un litro de shampoo Wellapon y su respectiva crema de enjuague.

Las banderas y los cánticos

En el CEPTur, por la cercanía de las PASO y por sus resultados, se ve que cada fuerza política dispuso movilizarse. Los que más gente llevaron fueron los dasnevistas, que se deshicieron en aplausos cuando entró el gobernador y su candidato a diputado nacional, el vicegobernador Mariano Arcioni.
Con banderas verdes, los dasnevistas aplaudieron a rabiar a su líder y al candidato, quien atildado y sonriente levantó la mano.
La gente de Cambiemos, un poco más calmada hizo lo propio con Frigerio y Gustavo Menna. Mientras, los del Frente para la Victoria solo cantaron, como para no quedar atrás y para matar al aburrimiento ya que el acto no empezaba. El contagioso cántico no era otro que: “vamos a volver, vamos a volver”.
Entonando esa consigna, a modo de rezo y para meter un poco de onda, ingresó Carlos Linares por la puerta de atrás del CEPTur. Cuando se dio cuenta que ya estaba todo listo para el acto, y como el Chavo del 8 cuando queda en offside porque todos los demás se callan, bajó un poco el tono de su cantito, como para no faltarle el respeto a nadie y comenzó a saludar a todos los presentes.

Un bollo y a la calle

Un funcionario municipal, que se desplaza en un Volkswagen Golf gris se agarró la rabieta de su vida al terminar el acto. Fue cuando al llegar a su vehículo observó en su parabrisas un papel amarillo, que no era una boleta PRO sino una multa de tránsito.
Enojado, el hombre, agarró la boleta, la hizo un bollo y la tiró en la calle, con la intención de sacarse de encima el problema y sin tener en cuenta que no era lo que corresponde, tanto por su infracción, como por arrojar basura a la calle.
El hombre reaccionó de esa manera porque, parece, que estacionó de apuro para estar en el acto y luego se encontró con la multa cuando quería ir rajando a la ceremonia que se había organizado para homenajear a San Martín, el padre de la patria que, además de cruzar los Andes y liberar tres países, ponía a prueba a sus hombres y reprendía a quien lo dejase entrar a un lugar sin el calzado correspondiente. Una cosa eran los prohombres y otra los funcionarios actuales.

Se olvidaron de San Martín

El acto de San Martín, como corresponde, comenzó formalmente a las 15, hora del paso a la inmortalidad del padre de la patria. A todos se los había invitado a las 14.45, e inicialmente al acto iban a asistir el ministro del Interior de Nación, Rogelio Frigerio, el gobernador Mario Das Neves, y el intendente Carlos Linares.
Como la llegada del ministro se demoró y también el arranque de la actividad en el CEPTur, hubo un pedido para que también pasara lo propio con el de San Martín. Desde el Instituto Sanmartiniano, Manuel Pizarro, concedió a regañadientes en demorar diez minutos el inicio, pero aclaró: “como corresponde se respetará la evocación a las 15”.
En conclusión, entre las peleas por el listado de beneficiarios del IPV y lo discursos, el acto de San Martín comenzó en el horario que correspondía, sin la presencia de ningún funcionario nacional ni provincial, que tampoco se acercaron –aunque tarde- para depositar una ofrenda floral.

Haz lo que digo pero no lo que yo hago

El miércoles, la ministra de Seguridad de la Nación Patricia Bullrich afrontó la interpelación en el Senado de la Nación, donde se la convocó para que diera respuestas por la desaparición de Santiago Maldonado.
La multifuncionaria -ya que en su carrera política pasó por muchos puestos y en representación de varios partidos y gobiernos-, intentó deslindar responsabilidades y así defendió el operativo de Gendarmería que según aclaró de manera insistente, fue ordenado por el juez federal Guido Otranto.
La ministra, que se preocupó más en introducir en el debate la posición beligerante y “terrorista” del RAM, se enojó cuando varios senadores pidieron el apartamiento del responsable de Gendarmería, por la represión en la comunidad mapuche de Cushamen.
“No voy a permitir que tiren a ningún gendarme por la ventana”, aseguró, pero tan solo horas después aceptó el pedido de licencia del jefe del Escuadrón 37 de Gendarmería en José de San Martín, David Germán Balmaceda.
El mismo día a la noche en Trelew, Sergio, el hermano de Santiago, siguió reclamando explicaciones al Gobierno nacional y remarcó que los únicos que hasta el momento hicieron algo por el joven desaparecido fueron los mapuches “que el gobierno trata de violentos, pero fueron los que alertaron sobre lo sucedido con Santiago, que no está perdido, sino desaparecido”, recordó.

Y Cone

Mientras el miércoles en Comodoro Rivadavia los exprecandidatos de Primero Chubut, Unidad Ciudadana y Petroleros avanzaban en un apoyo a la lista ganadora de las internas del PJ, la de Ricardo Fueyo, pero poniendo primero los puntos sobre las íes; en Rawson, el exprecandidato de la celeste y blanca, Miguel Díaz, se reunía con el gobernador Mario Das Neves.
No es la primera vez que, luego de enfrentar internas partidarias, en las que es derrotado, el dirigente cordillerano termina acercándose al gobernador, a quien siempre lo elogió como conductor y a quien ahora, parece, respaldará, apoyando a Mariano Arcioni, en octubre.
Lo mismo sucedía con el intendente de Trelew, Adrián Maderna, aunque en este caso no se trata de una sorpresa sino de una ratificación, ya que el jefe comunal del valle, pese a seguir en el peronismo, fue orador principal del acto de cierre de la campaña de Arcioni en su ciudad y fue uno de los dirigentes que con más peso y vocación trabajó en apoyo a Chubut Para Todos.
En el peronismo, para no hacer olas, se asegura que se esperará los resultados de las elecciones de octubre para tomar sanciones contra Maderna, la diputada nacional Ana Llanos, y ahora contra Díaz y todos que trabajaron primero en contra las seis listas internas presentadas para las PASO y ahora en detrimento de la ganadora de esa interna abierta.
Ratificando su condición de ganador de la interna y su claro alineamiento, pese a ser desestimado por muchos compañeros por no ser “peronista”, Fueyo junto con Silivia Pecci, viajó a Buenos Aires y se reunió con Cristina Fernández de Kirchner, donde generó una foto que gustó mucho a muchos y molestó bastante a pocos.

Brujos, aprendices y pre-sentadores de números

Las PASO, diga lo que se diga desde el Gobierno provincial, no fueron buenas para el dasnevismo. Con sus seis listas -que para varios fue presentado como una clara muestra de debilidad y falta de conducción política-, el PJ-FpV fue la fuerza que más votos sacó en toda la provincia.
Pese a lo que se había dicho y proyectado, si el resultado de las PASO se repite a octubre, como mínimo, el dasnevismo habrá perdido una de las dos bancas que se ponen en juego, y que son ocupadas hasta diciembre por Nelly Lagoria y Sixto Bermejo.
El más enojado con el resultado electoral es el gobernador Mario Das Neves, quien reprendió duramente a los intendentes Ricardo Sastre, de Puerto Madryn; Adrián Maderna, de Trelew y otros jefes distritales que, si bien en algunos casos pudieron ganar en sus ciudades, no lo hicieron con la ventaja que se esperaba, para equilibrar la diferencias obtenidas en Comodoro Rivadavia por el FpV y por Gustavo Menna, de Cambiemos.
Además de la desafortunada clasificación de “gorilas y clasistas” para los radatilenses y sus quejas por el voto de los comodorenses, en la reunión cerrada, Das Neves lamentó duramente que “mientras yo estoy recorriendo la provincia y militando, otros con mejor salud, estén mirando para el costado”
Tal como sucedió en una película cuya escena es imitada para hacer varias bromas, muchos de los colaboradores ensayaron disculpas y los que estaban detrás de las puertas cerradas donde se realizó la reunión, comenzaron a llorar.

Jerónimo no está solo

En función de esa crítica, el presidente del bloque de diputados provinciales del dasnevismo, Jerónimo García, fue que habló de aprendices de brujo, como identificó a los intendentes de Puerto Madryn y de Trelew quienes, sobre todo Ricardo Sastre, le contestaron por redes sociales, recordándole que al menos ellos habían ganado alguna elección.
Otro referente distrital, al que sí le fue bien, es Rafael Williams, que también sumó su voz a las críticas hechas, puertas adentro por Das Neves. “No sé cómo vamos a seguir hacia octubre, han sido muy pocos los contactos que yo tuve en esta campaña”, aseguró el extitular del PJ Chubut.
El candidato al Consejo de la Magistratura, y vencedor en su tierra chica, donde el dasnevismo le ganó con claridad a Cambiemos -lista respaldada por el actual intendente de Esquel, Sergio Ongarato-, recordó: “acompañé a Arcioni en donde pude, en la primera gira por la Cordillera no estuve por temas de salud, pero luego sí. Sin embargo, otros se arrogan el resultado electoral de Esquel y yo no los vi en ningún acto, en ninguna caminata y en ninguna reunión”, comentó “el Rafa”.

Para que tenga y guarde

Rafael Williams apuntó con sus declaraciones hacia el exvicegobernador Mario Vargas, que se presenta como el máximo referente dasnevista en la región cordillerana y se adjudicó el triunfo. Sin nombrarlo, Williams dijo estar cansado con quienes “creen que manejan la política desde las sombras pero el contacto con la gente es prácticamente cero”
“Yo voy a seguir por ahora acompañando la propuesta, pero voy a analizar cómo sigue la campaña. Porque por ejemplo, a mí nunca me llamaron de Información Pública ni de la Televisión Pública de Chubut. Anduve con Arcioni de campaña y nunca me hicieron una nota. Yo noto esas cosas, las guardo y después cuando tengo oportunidad, las hago valer”, afirmó Williams, quien el sábado ya fue puesto por el propio Mario Das Neves como el referente del dasnevismo en la provincia, dado que en Esquel fue donde mejor anduvo Chubut Para Todos en toda la provincia.

Chau, Sergio

Otro dato significativo de las PASO fue el portazo que el senador nacional Alfredo Luenzo dio al bloque que conducía en nombre del excandidato a la presidencia Sergio Massa.
El lunes, todavía con los resultados frescos de las elecciones, Luenzo rompió con el bloque de UNA, que conducía e integraba como miembro interbloque con el cordobés Carlos Caserio y la fueguina Miriam Boyadjian.
“Esto es el resultado de un proceso y no de las urnas. Hoy está decisión se torna más visible porque nos hace repensar qué vamos a hacer los partidos provinciales en el Senado”, dijo el senador, que sigue teniendo una habilidad en el discurso realmente admirable y ahora reconoció que Massa “nunca consideró que tenía su espacio político dentro de la Cámara alta. Nunca me sentí contenido dentro de su espacio”, insistió el senador.
Luenzo analiza ahora sumarse al interbloque de Adolfo Rodríguez Saá, aunque eso también dependerá de lo que indique Das Neves.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico