Le dieron quimioterapia y le practicaron una mastectomía pero no tenía cáncer

Sarah tenía 25 años cuando los doctores le dijeron que padecía de cáncer por lo que tuvo que empezar a realizarse sesiones de quimioterapia y hasta le realizaron una mastectomía. Varios meses después le comunicaron que había sido erróneamente diagnosticada.

Sarah Boyle, oriunda del Reino Unido, tenía 25 años cuando le comunicaron que tenía cáncer de mama y que debía comenzar un tratamiento invasivo. Por eso en 2016, se sometió a una mastectomía bilateral en el Hospital Universitario Royal Stoke; luego de transitar varias sesiones de quimioterapia para ralentizar el proceso de la enfermedad.

Sin embargo, un año después, recibe una noticia deseada pero traumática: no tenía ningún tipo de cáncer. Al parecer, la biopsia fue mal realizada y, como consecuencia, los resultados fueron erróneos.

La quimioterapia trajo consecuencias irreversibles en el cuerpo de la joven; entre ellas la imposibilidad de amamantar a su bebe. Incluso, algunos expertos aseguran que la cirugía reconstructiva podría haberla puesto en riesgo de desarrollar un verdadero cáncer.

La mujer tomó cartas en el asunto y denunció al hospital por mala praxis. La institución debió reconocer la culpabilidad. “Que me dijeran que tenía cáncer fue horrible, pero luego pasar por todo el tratamiento y la cirugía para que me dijeran que era innecesario fue traumático”, aseguró Sarah Boyle a los medios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico