Le pusieron un arma sobre la cara y la amenazaron con matarla junto a su hijo

Una mujer de Sarmiento fue amenazada de muerte por tres jóvenes que se acercaron a su domicilio para advertirle que también matarían a su hijo. La Fiscalía imputó por el hecho a Luis Muñoz, Guillermo Burgos y Juan Sivila. El juez otorgó tres meses de investigación y durante ese tiempo no podrán acercarse a la denunciante.

La audiencia de apertura de investigación contra Luis Muñoz (24), Guillermo Burgos (19) y Juan Sivila (28) se llevó a cabo ayer en la Oficina Judicial de Sarmiento y estuvo presidida por el juez penal, Alejandro Rosales. La Fiscalía estuvo representada por la funcionaria, Marisol Sandoval, mientras que los imputados recibieron la asistencia del abogado adjunto de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún.

En un primer momento la representante de la parte acusadora ilustró al magistrado sobre las circunstancias de modo, tiempo y lugar del hecho, sobre el cual informó que ocurrió el 7 de mayo a las 17:30, aproximadamente, en un domicilio ubicado en el sector 100 Viviendas del barrio Parque 21 de Junio.

En esa ocasión, la denunciante relató que se encontraba en el interior de su vivienda junto a su nuera cuando escuchó el ruido de un vehículo que derrapaba a gran velocidad. Al salir al exterior observó un Chevrolet Corsa verde que frenó de manera brusca. Del rodado descendieron los tres imputados.

Con respecto al accionar de los involucrados, refirió que Muñoz, sin mediar palabras, se abalanzó sobre la víctima. Luego le colocó un arma de fuego a la altura del rostro y le dijo: “te voy a matar a vos y a tu hijo”.

Asimismo, la funcionaria Sandoval confirmó que Burgos y Sivila también se sumaron a las amenazas, aunque en forma verbal. Por último, los imputados ascendieron al vehículo para retirarse del lugar. Antes de subir al automóvil, Muñoz efectuó un disparo al aire.

Con respecto a la calificación legal provisoria, la acusadora le atribuyó a Muñoz el delito de amenazas agravadas por el uso de arma de fuego, en concurso ideal con portación de arma de fuego de uso civil en calidad de autor. En tanto para Burgos y Sivila, pidió que se formalice la investigación por el delito de amenazas simples.

Por último, requirió un plazo de tres meses de investigación y solicitó que durante ese plazo se disponga una prohibición de contacto de los imputados hacia la familia de la víctima.

A su turno, Oyarzún no formuló oposición a la apertura de investigación presentada por la Fiscalía y tampoco cuestionó el plazo de investigación requerido por la contraparte.

Tras los pronunciamientos de los representantes de ambos ministerios públicos, el juez resolvió tener por formalizada la investigación preparatoria de juicio en orden a la calificación legal propuesta por la Fiscalía. También otorgó el plazo de tres meses de investigación y dispuso la prohibición de contacto entre los tres sospechosos con la víctima y su grupo familiar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico