Le reclaman a Frávega una millonaria deuda

La representante del dueño del primer local donde funcionó ese comercio en Comodoro Rivadavia le reclama judicialmente a la cadena de venta de electrodomésticos más de dos millones de dólares en concepto de alquileres impagos desde noviembre de 2011 hasta septiembre de 2019. También denunciaron que la firma dejó el inmueble prácticamente destruido, lo que imposibilita volver a alquilarlo.

Eligio Dios Bretal es propietario del local ubicado en San Martín 346. Allí supo funcionar Pirulín Pirulero, la tradicional juguetería comodorense.

A mediados de la década de 2000 ese fue el lugar donde Frávega se instaló en Comodoro Rivadavia.

Pero en 2019 la cadena de electrodomésticos decidió cambiarse a su actual local que se encuentra en la vereda de enfrente. Y Dios Bretal denunció que la empresa se fue sin pagarle una deuda de 2.363.000 de dólares por el alquiler del inmueble.

Según la denuncia realizada por la representante legal de Dios Bretal, Yanina Nicoletti, se establece que en el contrato de locación se acordó entre el 15 de mayo de 2009 hasta el 14 de mayo de 2012 un valor mensual de 23 mil dólares, y vencido ese plazo se fijó una ampliación automática de otros 3 (tres) años a contar desde el 15 de mayo de 2012 hasta el 14 de mayo de 2015 por la suma de 25 mil dólares mensuales.

La ampliación del contrato de locación se firmó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

EL INICIO DE LA FALTA DE PAGO

El pago del alquiler se realizaba mediante la entrega de una factura de papel por parte de Dios Bretal a los dueños de Frávega. La liquidación se llevó a cabo sin ningún tipo de problema hasta 2011.

Es que, según explicó Nicoletti a El Patagónico, ambas partes eran amigas. Pero los inconvenientes comenzaron cuando Dios Bretal acusó serios problemas de salud lo que lo llevó a estar en reposo en su domicilio.

“La empresa requería la factura papel. No existía la factura electrónica para pagar en esos años. Mi cliente se enfermó y no le podía llevar la factura, pero como conocía a los dueños de Frávega, le comunicó que hasta que no le pudiera llevar las facturas, no le cobraba la mora. Se recuperó dos años después y cuando quiso recuperar los alquileres, la empresa se opuso”, manifestó la abogada.

“Hubo varias mediaciones. Fueron a juicio en Capital Federal y se decidió un embargo de 3 millones de dólares. La causa llegó a Comodoro Rivadavia estaba radicada en el Juzgado de (Gustavo) Toquier, pero fue desplazado (el magistrado). En el proceso se confirmó el embargo de 3 millones de dólares y cuando van a pedir que liberen los fondos del Banco Nación al Banco Chubut, la plata no estaba. Frávega opera con el Banco Francés (en la actualidad BBVA) y comunicó que no podía brindar el dinero por un impedimento del Banco Central”, explicó.

La causa recayó en el Juzgado de Ejecución Nº 3 de Comodoro Rivadavia, a cargo de Alejo Trillo Quiroga, pero según Nicoletti, no hay avances hace más de un año. “Mi cliente no cobra y la causa está parada”, cuestionó.

“Ellos ofrecieron pagar en pesos y en cuotas. En Frávega no quieren pagar porque es una deuda muy grande y porque la deuda va creciendo por la cotización del dólar”, agregó.

UN LOCAL DESTRUIDO Y DEUDA MILLONARIA

Nicoletti aseguró que Frávega dejó el local de San Martín 346 destruido y que es imposible volver a alquilarlo sin realizar una inversión para reacondicionarlo. “Se llevaron hasta el ascensor. No pagaron la habilitación y no presentaron las reformas. Se tienen que hacer planos nuevos porque se edificó, se puso un estacionamiento y un ascensor. El compromiso era de entregarlo en las mismas condiciones en las que se alquiló”, afirmó.

“Se mudaron cuando se confirmó que tenían que pagar esa suma millonaria”, subrayó la abogada.

Según consta en la denuncia presentada, Frávega adeuda un total de 2.363.000 de dólares entre noviembre de 2011 hasta septiembre de 2019.

FRAVEGA VACIO CRD.jpeg

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico