Liberan al que reconoció haber abusado a su hija

El juez de Garantías de Esteban Echeverría, Javier Mafucci Moore, dispuso excarcelar, "por falta de pruebas", a Jorge Adrián Cardozo, acusado de haber abusado sexualmente a su hija de cinco años.

Jorge Adrián Cardozo estaba detenido desde el domingo, luego de las declaraciones de la niña en Cámara Gesell, aunque el caso había tomado relevancia pública el día anterior, con la viralización de los audios de WhatsApp en los que el propio acusado contaba detalles del abuso sexual.

Según reproduce Página 12, el magistrado consideró que esos audios, “a modo de confesión”, no eran prueba suficiente para sostener la detención ya que el Reconocimiento Médico Legal (RML) realizado a la niña con el correspondiente protocolo por abuso sexual, que determina si hubo acceso carnal o no, habría dado resultado negativo.

Por considerar que no había pruebas suficientes, el juez decidió liberar al acusado e imponerle un impedimento para acercarse a su hija.

En referencia a la actuación de la fiscal Magdalena González, de la UFI 3 de Esteban Echeverría, que este domingo había dispuesto la detención de Cardozo, el magistrado sostuvo que no se puede “salir a tontas y a locas a querer satisfacer reclamos del vulgo o de los pelafustanes de siempre”.

“La investigación de un presunto delito penal exige antes que nada serenidad y seriedad y no dejarse llevar por los apuros propios del prime time de la caja boba, o la ansiedad del periodismo malsano por conseguir algún titular escandaloso”, sostuvo Maffucci Moore en su resolución.

“La encuesta delictiva reclama seriedad y paciencia, los tiempos de una investigación no son los tiempos de los medios y debe hacerse oídos sordos a esos reclamos indebidos pues están en juego valores y bienes jurídicos mucho más importantes que los pareceres y sentires de quienes pululan en las redes y los medios”, continuó el juez.

A partir de ahora, Cardozo seguirá investigado por el delito “abuso sexual agravado por el vínculo y acceso carnal”, pero permanecerá en libertad.

EL CASO

La investigación, que está a cargo de la UFI N°3 de Esteban Echeverría, especializada en delitos sexuales y violencia de género, se inició luego de una “denuncia virtual” que fue tendencia en Twitter durante todo el sábado bajo la consigna “Lo quiero muerto”.

Una joven, identificada como vecina de Cardozo, fue quien publicó en su cuenta de Instagram las fotografías del acusado y una serie de audios, dónde este confesaba cómo había abusado de su hija de 5 años.

En las grabaciones, el presunto abusador daba detalles sobre cómo había engañado a la nena para que le practicara sexo oral y relataba que la había ultrajado en reiteradas ocasiones.

Tras la difusión de esos mensajes, un grupo de vecinos de El Jagüel, partido de Esteban Echeverría, lugar donde vive el denunciado, se acercaron a su domicilio para “lincharlo”.

A partir de ese momento, el caso fue tomado por la UFI N°3, cuyas autoridades pidieron a la comisaría de San Fernando que se tomara declaración a la madre de la nena, teniendo en cuenta que ambas viven en esa jurisdicción.

Como allí no dieron curso al caso, para evitar dilaciones la fiscalía de Esteban Echeverría se hizo cargo de la investigación y se comunicó con la ex esposa del denunciado, a quien pidió su colaboración para analizar los hechos.

Según aseguró la mujer, el acusado no tenía contacto con su hija desde hacía más de dos meses, por lo que ella nunca sospechó del abuso. Sin embargo, sostienen las fuentes cercanas al caso, la madre de la niña reconoció que la voz de los audios pertenece a su ex esposo.

Este domingo, luego de la declaración de la pequeña de 5 años en Cámara Gesell, Cardozo fue detenido en su vivienda de El Jagüel por orden de Magdalena González, fiscal de la UFI 3 de Esteban Echeverría.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico