Lo cortés no quita lo caliente

El costo

Los últimos vaivenes en materia económica afectarán también en forma notable a los chubutenses. No solo porque el aumento del dólar implica un incremento de su propia deuda (contraída en los gobiernos de Buzzi y Das Neves), sino también porque los “genios” que definen la suerte de los argentinos mientras ellos tienen su plata en el exterior ahora anunciaron que dejarán de invertir 30 mil millones de pesos en la obra pública, lo que significa que las obras que eventualmente podrían haberse concretado, seguirán esperando. Ello puede pasar tanto con el acueducto de Comodoro, como con la autovía Trelew-Madryn y el aeropuerto de Esquel. Justo cuando en las dos primeras se había anunciado su reactivación.

Según datos reflejados en La Nación, en el primer bimestre de 2018 la inversión real directa bajó un 19,1% y las transferencias de capital se redujeron un 8,8%, muy por debajo de la inversión. Esos números irán aún más abajo. La apuesta ahora es el sistema Participación Público Privada (PPP), que ha recibido cuestionamientos en todos los países en los que se lo aplicó.

Según un indicador general de infraestructura que elabora el World Economic Forum (WEF) que califica de uno a siete, el promedio de economías avanzadas tiene un rango superior en el índice. La región se mantiene desde 2006 en el rango de 3. La Argentina está en el puesto 87 en materia de infraestructura entre los 140 países que releva el organismo. Solo para comparar, en ese rubro Chile se ubica 45; Brasil, 74; Uruguay, 52; México, 52; Perú, 89; y Colombia, 84. No lo dice un medio opositor, sino uno abiertamente oficialista.

El que no sabe

Mauricio Macri es proclive a hablar de cosas como si fueran verdades reveladas y de allí que continuamente sea protagonista de sonados papelones. En este caso fue por un artículo que con su firma publicó el diario El Litoral, de Santa Fe, donde para defender los tarifazos en los servicios de luz y gas afirmó que en la Patagonia sur algunas veredas se calefaccionan con losa radiante. Ello generó críticas de todos los colores para el Presidente, a quien se le podían tolerar aquellos consejos de usar ¿pullóveres viejos? adentro de la casa y evitar “andar en patas” para no subir la temperatura. Pero esto ya es too much.

“No tiene idea”

Una de las tantas voces críticas que se escuchó contra Macri fue la de la diputada nacional por Chubut, Ana Llanos, quien al solicitar para la Patagonia una tarifa preferencial en el costo del gas, recordó que “se tenga en cuenta a las provincias del sur, que son las que más sufren el frío durante la época invernal y las que necesitan de una tarifa diferencial“.

En cuanto a lo que dijo Macri, sostuvo que “el Presidente no tiene idea de lo que dice. Si conociera cómo es realmente la situación, sabría que en el Sur todavía hay familias que se calefaccionan a leña porque no hay gas para todos. Los sueldos no alcanzan para pagar los servicios y es necesario que se establezca urgente una tarifa diferencial”.

Cuatro a uno

Después de haber obtenido dictamen de mayoría en las comisiones, el próximo miércoles la Cámara de Diputados de la Nación votará retrotraer los tarifazos al año pasado y establecer nuevos parámetros en las próximas subas que disponga el ministro Juan José Aranguren. Todo parece indicar que la iniciativa se aprobará por mayoría. Si fuera por Chubut, holgadamente ya que cuatro de sus cinco diputados se pronunciaron en contra de la nueva medida que afecta a los que menos tienen. Ellos son Jorge Taboada, Santiago Igon, Ana Llanos y Rosa Muñoz. Solo el abogado comodorense Gustavo Menna está dispuesto a avalar la decisión de Macri y sus CEOs. Esta postura ya le generó críticas hasta del gobernador Arcioni, quien la tildó de “obediencia debida”, que suena más feo que “disciplina partidaria”.

Intendentes molestos

Jefes comunales del valle se reunieron para fijar planteos comunes y llevarlos directamente a Nación, de cuyo gobierno siguen esperando mucho más que twitters con promesas o mentiras. Por ello, Ricardo Sastre (Puerto Madryn); Adrián Maderna (Trelew); Mariano García Aranibar (Gaiman) y Dante Bowen (Dolavon) decidieron apelar al ministro del Interior, Rogelio Frigerio (n), aprovechando quizás que volvió relajado de sus vacaciones en Miami. “Nos aquejan problemas similares en distintas situaciones”, resaltaron, poniendo énfasis en lo que implicaría la reactivación de la inconclusa doble trocha Trelew-Madryn. “Al no tener respuestas de Nación, decidimos tener una charla para ver si en conjunto logramos darle mayor fuerza a nuestros reclamos y proyectos”, acotaron mientras ponían como ejemplo que desde Madryn presentaron proyectos por más de 2.000 millones de pesos y solo les dieron luminarias LEDs y mejoramientos barriales, que es algo pero no lo que se espera de un gobierno que favorece tanto los negocios de algunos y perjudica en igual medida a la gran mayoría.

Despechado

Más allá de tener el foco puesto en la demanda de obras para su ciudad, el intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, se mostró molesto esta semana por el alejamiento de dos ministros oriundos de sus pagos: Alejandro Pagani (al que en cualquier momento citan por la causa “El Embrujo”) e Ignacio Agulleiro. “Si aportamos votos, tenemos que aportar funcionarios al gabinete”, dijo recordando quizás los reproches que recibió desde el dasnevismo tras las Primarias del año pasado, donde su candidato a diputado nacional obtuvo un bajísimo caudal de votos en Madryn, supuestamente porque Sastre no se había esforzado lo suficiente. Luego se reivindicaría en las generales de octubre y allí Arcioni sacaría una diferencia clave para ganar las legislativas. Pasaron seis meses, pero siempre hay lugar para el pase de facturas.

La miseria

La ciudad de Esquel es, en teoría, un bastión de Cambiemos, pero ello no se nota a juzgar por la crítica situación económica que vive a diario el intendente Sergio Ongarato, con reclamos económicos de diversa índole todas las semanas. Ahora debió ser impotente testigo de una movilización de la UOCRA, que denuncia tener en esa zona 2.000 desocupados y solo 140 subsidios. Ongarato se comprometió a hacer gestiones ante Provincia y Nación, pero en lo inmediato es poco lo que consiguió: bolsones alimentarios y la promesa de algunos subsidios más. Encima, vuelve a lidiar con un tema que creía superado: la minería.

El avance

Es que los partidarios de la megaminería dieron un paso adelante en la sesión de la Legislatura del pasado jueves, donde el bloque del dúo Afredo Di Filippo-Sergio Brúscoli presentó el proyecto para que la actividad pueda desarrollarse casi en un 60% de Chubut. Di Filippo hace rato que se enroló en la causa y públicamente asegura que si cristaliza su proyecto casi que se resuelven los problemas económicos de Chubut. Brúscoli era el secretario de Di Pierro intendente y hoy sigue respondiéndole. El proyecto en cuestión se ubica en las antípodas del presentado hace un par de semanas por el diputado dasnevista Alejandro Albaini, quien directamente busca prohibir la actividad en toda la provincia. En el medio, el PJ propuso un plebiscito en 2019, junto con las elecciones a gobernador. Allí votarían todos los chubutenses, lo cual no les cae bien a los empresarios mineros ni a sus portavoces que pretenden que –de última- solo opinen los habitantes de las geografías donde se llevarían adelante los emprendimientos.

El renunciado

Casi en forma paralela a la presentación del proyecto prominero en la Legislatura, se confirmaba el alejamiento del ministro de Medio Ambiente, Ignacio Agulleiro, quien siempre se manifestó contrario a la minería. Criticó el mediático viaje de Aranguren en febrero a Telsen y luego reiteró sus posturas contrarias cuantas veces pudo. Ahora ya no forma parte del gobierno y su salida presenta aristas interesantes, ya que se cruza con el proyecto antiminero de Albaini, que curiosamente es su compadre y amigo. “En medio de esta crisis política no estoy involucrado en ninguna causa de corrupción y no estoy en ningún Excel de sobresueldo, ni plata en negro”, señaló el ahora exfuncionario, quien parece tener solo una vara como causa válida para dejar de ser parte del gobierno de Arcioni.

Intringulis

En el tema minero los que tampoco la tienen fácil son los tres diputados de la Alianza Cambiemos, todos de origen radical. Es que el PRO es un partido abiertamente partidario de la explotación de los recursos bajo tierra, sobre todo si generan mucha plata. Pero la UCR tiene una historia “anti”, al menos desde que José Luis Lizurume perdió aquel famoso plebiscito en 2003 en su propia ciudad, Esquel. El presidente del partido, César Herrera, ratificó la postura cuando pasó por Chubut el polémico Aranguren y ese día hasta el mismo Mario Cimadevilla emitió un mensaje público en sintonía con los antimineros, siendo que aún era funcionario de Macri. El único que hasta ahora no ha dicho “esta boca es mía” es el diputado nacional, Gustavo Menna, quien –como es secreto a voces- pretende ser el candidato a gobernador de la alianza neoliberal el próximo año y por ello debe andar con pies de plomo en cuestiones delicadas como ésta.

El peleador

Dentro del bloque de diputados de Cambiemos continúa la disputa por el despido de una secretaria del bloque, Vanesa Hansen, quien al parecer no se quedó calladita y en tándem con su marido, el extitular de la UCR de Madryn, Sergio Mülbayer, anduvieron subiendo a las redes algunos videos que poca gracia le hicieron al presidente del bloque, Eduardo Conde, quien como buen abogado cortó por lo sano y le inició una querella a su correligionario. Por supuesto que éste invocó antiguos principios del partido que se rompía pero no se doblaba. “En el radicalismo es ley ser tolerante. Disentir, opinar. Jamás persecuciones a correligionarios”, fue uno de sus tuits. “No te vi querellando ninguna causa de corrupción en la provincia y te preocupas por perseguir a correligionarios. Ponete a trabajar”, fue otro.

¿Quién te ha visto?

Aunque sufrió un primer traspié, cuenta con el apoyo del gobernador para ser el nuevo presidente de la Legislatura luego de la renuncia de Adrián López. De ese modo, se convertiría en el segundo en la sucesión del Poder Ejecutivo. El diputado Roddy Ernesto Ingram nació en Comodoro, pero hoy reside en Playa Unión. Aquí vivió en Km 8, sus estudios secundarios los hizo en el colegio Perito Moreno y se ganaba la vida como vendedor en una tienda, despuntando su gran pasión por la pesca con un programa semanal que conducía por Canal 9. Claro que eso fue en el siglo pasado. La política siempre le tiró y por eso solía pasar tiempo en el Concejo Deliberante, tomando nota de cómo debía moverse un político. Ello le sirvió y al ser de los pocos que creyó en Mario Das Neves en 2003 se ganó un lugar en la lista de candidatos a diputados nacionales, omitiendo el cupo femenino ya que iba segundo detrás del esquelense Eduardo De Bernardi. Al ser electo, dijo que su primer proyecto sería para favorecer a los retirados de la Fuerza Aérea. Concluyó su mandato y volvió a Chubut para ser ministro de Familia. Tuvo que renunciar luego de algunos escándalos personales y en 2011 recaló en la Legislatura, donde permanece hasta estos días en que está a punto de ser primus inter pares.

Sin gloria

Personaje simpático si los hay, Oscar Roberto “Chito” Alarcón debe estar atravesando por su días menos felices. Al menos en la política. Compañero inseparable de Mario Das Neves, en su último gobierno fue designado director de Protocolo y Ceremonial, cargo que debió dejar ahora, sospechado de corrupción en el marco de la causa “El Embrujo” por propiedades de terrenos en Playa Unión y un complejo de oficinas en Rawson. Un hombre de probadas lealtades, ya había sufrido cuando quedó expuesto por entregarle los atributos de mando (bastón y banda) de Mario Das Neves a su familia, tras su muerte el pasado 31 de octubre. Esa se la habían dejado pasar; ésta no.

Divagues

Hay legisladores que al parecer no entienden el sentido que debe dársele a un comunicado de prensa. En los medios a los mismos se los recibe porque o bien brindan detalles de algún proyecto presentado, o a presentar, o porque sientan posturas sobre algunos temas en forma clara. Pero, y por citar solo dos casos, en las oficinas de prensa del senador Alfredo Luenzo y de la diputada Cecilia Torres Otarola parecen no entenderlo así. En honor a la verdad, en el primer caso no es tan frecuente ya que solo se da en fechas especiales, como el Día del Trabajador o el aniversario de LU 4, por ejemplo, que serían disparadores ideales para exponer lo que se piensa sobre las políticas que se aplican desde el Estado, y no para reflejar sentimientos sumamente trillados sobre algo que es archisabido.

La legisladora, por su parte, avala textos que casi siempre hay que leer dos o tres veces para establecer de qué van. En uno de sus últimos comunicados divaga sobre el hecho de ser mujer cual estudiante primaria de los años ’60 y es tan “poético” lo que dice que así como uno puede interpretar que el disparador de su escrito son los dichos poco felices de Sergio Mammarelli, también puede creer que la escriba acaba de leer a Sor Juana Inés de la Cruz y no pudo dejar de compartir su impacto.

Los unos y los otros

Solo los referentes de ATSA, SOyEAP y UPCN tuvieron lugar en la “mesa del diálogo” que abrió el Gobierno provincial con los estatales el viernes. Justo se trata de gremios que casi no mantienen conflictos con la administración de Arcioni. De allí el malestar de sectores más combativos, los que conforman el Movimiento de Unidad Sindical (MUS), que ya habían anticipado que irían al encuentro sin resignar su bandera de ponerle fin al pago escalonado de haberes. De allí que de inmediato se convocó a un paro de 48 horas para miércoles y jueves de esta semana. ATECh, ATE y Judiciales reclaman mucho más que discutir sobre las condiciones de trabajo. Pero la estrategia del Gobierno parece ser la de sectorizar las demandas, a juzgar por el anuncio que hizo en Comodoro el ministro de Salud, Adrián Pizzi, de convocar por su cuenta a los gremios del área. Mientras tanto, la Justicia trabajará desde mañana media jornada y hay docentes que no dictan clases desde el inicio del ciclo lectivo.

Saludo Uno

Que no son buenos tiempos para el sector trabajador ya no es novedad. Hasta ahora, solo los camioneros vienen resistiéndose a resignar conquistas, mientras otros lo hacen en formas más o menos desembozadas. Tanto que ya pautaron aumentos de sueldo menores a lo que reflejará la inflación de acuerdo a lo que pasó en la semana que concluye. Pero no dejó de llamar la atención la actitud del sindicalista de la UOCRA del Valle, Mateo Suárez, quien al firmar el acuerdo para reactivar la obra de la autovía Trelew-Madryn asumió el compromiso de “eliminar como mecanismos de reclamo los cortes de ruta, bloqueos a las bases u obras, quema de cubiertas u otros elementos que impidan el libre ejercicio del derecho a realizar las actividades del sector empresario”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico