Lo vio la nena, lo corrió el padre y terminó preso

La jueza penal Carolina Marín habilitó la investigación penal preparatoria en el marco de una causa por el delito de robo en grado de tentativa por un hecho ocurrido en Trelew. 

La audiencia de control de detención se realizó este domingo 25 en el edificio de tribunales de Trelew y por el hecho se encuentra imputado Alan Michel Totero.

La funcionaria de fiscalía Verónica Alabart informó a la jueza sobre lo ocurrido el pasado viernes 23 de septiembre cuando Alan Totero se dirigió a una vivienda en calle Pecoraro al 700 e ingresó a la misma, sin ejercer violencia en las cosas ni en las personas, al patio de la casa y con la intención de sustraer elementos abrió la puerta de un vehículo allí guardado y en ese momento fue observado por una niña que avisó a su padre quien puso en fuga al imputado.

La víctima persiguió a Totero y tras darle alcance se trenzaron en lucha, situación ésta que fue advertida por vecinos del lugar. Algunos de ellos se unieron a la víctima y golpearon al sujeto, hasta que llegó la policía y procedió a la detención y traslado de Totero.

La funcionaria solicitó se dicte la prisión preventiva por entender que existen riesgos procesales que apuntalan el dictado de la medida. Asimismo, adelantó que solicitará luego de la etapa de investigación, que se aplique el instituto del juicio rápido, dadas las características del hecho.

A su turno, el defensor público del imputado, Alejandro García, manifestó que su defendido niega los hechos, indicando que su asistido volvía hacia su casa luego de cobrar su jornal, hizo una compra en un supermercado y luego abordó un taxi. Según su versión, dentro del taxi el chofer cerró las puertas y le dijo que tenía problemas con un pariente suyo. Advertido de esto, Totero se baja y sigue caminando hasta que es alcanzado por el taxista y un hombre más, quienes comienzan a golpearlo en la calle, sustrayéndole un teléfono y dinero en efectivo. Reconoció que la policía fue quien lo salvó porque lo estaban linchando en la calle. En función de ello el defensor sostuvo que su asistido no reconoce los hechos, y que, además, va a radicar la denuncia penal correspondiente contra esos dos sujetos. Y en tanto a la prisión preventiva se opuso, ofreciendo la presentación a firmar dos veces por semana en sede judicial.

Tras escuchar a las partes, la magistrada volvió a tener por abierta la investigación preparatoria dispuesta por el Ministerio Público Fiscal en orden al delito de robo en grado de tentativa en carácter de autor por el plazo legal y disponer la obligación de presentarse a firmar a la agencia de supervisión dos veces por semana durante todo el proceso.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico