Los Adelantos en Cuenta Corriente en pesos retroceden 9,3% m/m en noviembre

Con datos parciales, se tiene que los depósitos en pesos del sector privado en el sistema crecen apenas 1,4% m/m en noviembre. Por su parte, los créditos en pesos pasaron de expandirse 2,4% m/m en octubre a 1,4% este mes. Las principales líneas afectadas son las Comerciales (-0,1% m/m) y las vinculadas al consumo, que desaceleraron fuertemente.

En noviembre, los depósitos privados en pesos del sistema continuaron creciendo a un ritmo magro (1,4% intermensual), mientras que los créditos en pesos al sector privado mostraron una significativa desaceleración, pasando de 2,4% intermensual en octubre a 1,4% el mes siguiente. La ralentización está explicada principalmente por la merma en la colocación de líneas comerciales y vinculadas al consumo.

En noviembre, los depósitos en pesos del sector privado crecieron al 1,4% intermensual, acelerando levemente el registro de octubre (1,2% m/m). En detalle, los depósitos en Cuenta Corriente pasaron de crecer 1,8% m/m en octubre a 3,2% treinta días más tarde. Por su parte, las colocaciones en Caja de Ahorro desaceleraron su ritmo de 2,1% m/m a 1% en el corriente mes. Por último, los depósitos a Plazo Fijo -que representan el 45,5% del total de los depósitos en moneda local- continúan mostrando una floja performance: pasaron de crecer 0,3% m/m en octubre a 0,8% este mes.

Así las cosas, en términos interanuales los depósitos privados en pesos continuaron creciendo a un ritmo inferior a la variación de precios: 27,7% interanual, apenas por encima del ritmo observado el mes de octubre. Sin embargo, las colocaciones a Plazo Fijo crecieron incluso por debajo del ritmo promedio: 27,5% interanual en octubre y 24,5% en noviembre. Aquí seguramente estén influyendo, cuanto menos, tres factores: por un lado las tasas de interés pasivas continúan en torno a 20% anual, todavía lejos del ritmo de la inflación; los indicadores de actividad económica reflejan magros resultados en los últimos meses y, adicionalmente, la colocación de bonos soberanos para financiarse por parte del Tesoro Nacional estaría secando la plaza, restringiendo las opciones de apalancamiento para los agentes privados.

En línea con este último fenómeno, los créditos en pesos al sector privado parecen también estar “padeciendo” la colocación de bonos por parte del Tesoro. En noviembre los préstamos crecieron apenas 1,4%, luego de expandirse 2,4% m/m en octubre.

En detalle, las líneas más afectadas han sido las Comerciales (Adelantos en cuenta corriente, Documentos a sola firma, Documentos comprados, Documentos descontados, entre otros) que retroceden este mes 0,1%. Aquí llama la atención el notable retroceso de los Adelantos en cuenta corriente que caen 9,3% m/m en el mes que concluyó el domingo y mostraron movimientos negativos por tercer mes consecutivo. Este fenómeno está en línea con el resultado y la trayectoria de diversos indicadores de niveles de actividad industrial, como así también con la reciente merma en el ritmo de crecimiento de las ventas de las empresas industriales; esto es, las líneas comerciales son las mayormente vinculadas a la actividad productiva.

El otro conjunto de líneas que sufre una significativa desaceleración ha sido el de las vinculadas al Consumo (Personales y Tarjeta de crédito), que pasaron de crecer 5,1% m/m en octubre a 3,4% en noviembre. Aquí, el factor determinante para esta desaceleración ha sido la merma en el ritmo de expansión de los préstamos con Tarjeta de crédito, que pasaron de crecer al 7,4% m/m en octubre a 4,1% un mes después. Por último, las líneas con Garantía Real (Hipotecarios y Prendarios) -que han sido las menos dinámicas en los últimos años- sufrieron una leve desaceleración pasando de 1% m/m el mes pasado a 0,6% ahora, confirmando su estancamiento.

Así las cosas, hoy en día las líneas Comerciales representan el 44% del total de créditos del sistema al sector privado en pesos; mientras que las destinadas a financiar el Consumo significan el 41%. Por último, las pautadas con Garantía Real sopesan el 15% restante.

En términos interanuales, los préstamos en pesos al sector privado continúan desacelerándose y cada vez pierden mayor dinamismo respecto de la inflación. En noviembre, todavía con datos parciales, se expanden al 19,6% interanual, el menor ritmo registrado desde junio de 2010. Con un magro desempaño de los Adelantos en cuenta corriente (11,3% a/a), Prendarios (6,8% a/a), Hipotecarios (12,1%), Personales (17,9%). 

Fuente: Joaquín Berro Madero

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico