"Los clubes renovaron su apoyo a nuestra honestidad y compromiso", sostuvo Carrizo

Recalca que aceptó porque la mayoría de los clubes pidió su continuidad. Reconoce que hay mucho por mejorar como un proyecto a largo plazo con la Selección de Comodoro, pero ello está atado a un presupuesto que se sostiene en la actualidad sólo con el aporte de los clubes. Apunta a que los clubes abran su oferta deportiva para subvencionarse y busquen esponsoreo en el sector privado para poder crecer en forma sostenida.

Plata, todo se reduce a dinero. Desde apostar a un proyecto serio y a largo plazo con la Selección de Comodoro hasta participar en los torneos federales. “Hoy en día la Liga de Fútbol de Comodoro Rivadavia se sostiene a través de los aportes de los clubes. No recibe dinero del Estado ni de nadie. Entonces uno no puede pensar en proyectos a largo plazo como un cuerpo técnico con las selecciones de Comodoro porque no hay plata para sostener ello. Y si acepté continuar es porque los clubes renovaron su apoyo a nuestra honestidad y compromiso”, apuntó a El Patagónico, Antonio “Kelo” Carrizo presidente de la Liga local que fue reelecto el pasado sábado por 26 a 19 votos, por un quinto mandato seguido y por dos años de duración.

“Kelo” recalca que una cosa son las expresiones de deseo y otras las realidades, en una capital petrolera que acusa los golpes socioeconómicos.

“A mí me gustaría llevar a Universitario a Orlando ‘Pocho’ Portalau y cinco refuerzos. ¿Pero cómo sostengo ello? Si uno piensa en un cuerpo técnico para una selección de la ciudad, con un sueldo promedio de 10 mil pesos, ese dinero debo ir a pedírselo a los clubes. Y hoy son otras las prioridades. Reconozco que no es lo ideal (y es hasta improvisado) armar una selección un mes antes de ir a participar. Pero la realidad es que no tenemos financiamiento para ello. Con lo que juntamos pagamos un secretario, mantenemos un edificio y le damos lugar a la programación”, describió.

Como contrapuesta a esa realidad, el presidente sostiene que los clubes deben abrir sus ofertas deportivas y -como Newbery, Huracán y la CAI- apostar al sponsoreo para poder subsistir. Además de plantear en la Liga las inquietudes para gestionar en obras.

“Nosotros somos todos laburantes, acá no dependemos de nadie ni de nada. Otras Ligas cuentan con mayor presupuesto porque son financiados por el Estado o tienen mecanismos más aceitados para recibir apoyo del sector privado, a eso deberíamos apuntar. Lo que pasa acá es que tenemos que tirar para el mismo lado. Ya sea desde definir el calendario de competencia hasta golpear puertas para sumar nuevos campos de césped sintético, donde los clubes tienen que contar con el terreno propicio. Que los torneos Integración no se jueguen en cancha de tierra es una apuesta. A mejorar, seguro tenemos muchas cosas por mejorar. La formación de un departamento de fútbol infantil a cargo de Raúl Hernández es una de las inquietudes para el año que viene. El resto a superar sería bueno que los clubes lo planteen en las reuniones, así las superamos en conjunto”, sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico