Los padres de la Escuela 83 se sumaron a la toma de los establecimientos en Comodoro

La comisión de los padres autoconvocados de la Escuela 83 decidió tomar el establecimiento para reclamar una solución al conflicto docente en Chubut. La medida será por tiempo indeterminado e implicará turnos rotativos de toma para que no se corrompa la decisión de los padres. Denunciaron que fueron amenazados por la policía con ser detenidos. Padres de estudiantes de cinco escuelas entregaron un petitorio en la Defensoría del Pueblo para que se solucione la falta de clases.

Banderas, un candado con cadenas y reposeras es la postal de la Escuela 83, a partir de la decisión de la comisión de padres autoconvocados de tomar el establecimiento. La medida comenzó el miércoles ya que el conflicto docente con el Gobierno provincial sigue latente y parece no tener solución en el corto plazo.

La medida fue ratificada el martes cuando los padres se reunieron en el SUM (Salón de Usos Múltiples) del establecimiento y coincidieron que era la “única manera para que fueran escuchados por el Gobierno".

“Ya habíamos tenido una reunión con los docentes y no se arregló nada. Se les ofreció plata. Le dijimos que nos dieran trabajos prácticos y se negaron un montón de acciones para que nuestros hijos no pierdan el año escolar”, explicó Javier Brevis, integrante de la comisión de padres autoconvocados.

En un principio se decidió que la toma fuera pacífica y se colocó un candado en el establecimiento de manera simbólica. Sin embargo, diversas situaciones llevaron a endurecer la medida. “Primero vino una maestra y tironeó el portón. Después vino un policía y dijo que si seguíamos con este tipo de medida iba a llamar a un fiscal y que íbamos a ser detenidos porque estábamos prohibiendo el paso al establecimiento. Nosotros nunca hicimos algo así. Estábamos desorientados y asustados porque el policía no se identificó por eso decidimos irnos”, aseveró Brevis.

TOMA POR TIEMPO INDETERMINADO

Esta situación llevó a los padres de la Escuela 83 a reunirse con el intendente Carlos Linares para expresar su malestar por el peligro de que se pierda un ciclo lectivo en Comodoro Rivadavia. “Nos dijo (Linares) que le diéramos un plazo de 48 horas para que él pudiera hablar con los gremios para que se vaya a una paz social durante 60 días. De la cual se le pediría al Gobierno y a los gremios que cada uno ceda un poco para que los chicos puedan volver a clases”, sostuvo el integrante de la comisión de padres autoconvocados.

Asimismo, Brevis manifestó: "seguiremos con el establecimiento tomado hasta que tengamos una solución. La toma será solo en horario escolar porque ninguno de los padres se quiere quedar a pasar la noche acá porque tiene miedo a cualquier tipo de represalias. Hemos sido muy maltratados en estos dos días".

“Esto no se tendría que hacer pero nosotros queremos hacer ruido para que el gobernador (Mariano Arcioni) se dé cuenta lo que está pasando en Comodoro. Hay que dejar de lado las banderas para que los docentes vuelvan a las aulas y no continúen en las calles", planteó Brevis.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico