"Los policías deben ser investigados como los asesinos"

Los policías que serán denunciados son Nicolás González Montes de Oca y Mauro Gabriel Díaz Cáceres. Según fuentes judiciales, uno de ellos tiene por lo menos tres causas abiertas por excesos en su función.

El equipo de abogados que representa a la familia de Facundo Ferreira, asesinado de un tiro en la nuca por la Policía Tucumana el jueves pasado, presentará una querella en contra de los dos efectivos que habrían disparado contra la moto en la que viajaba el nene y Juan, un amigo de 14 años, que resultó herido.

“Facundo fue asesinado por la espalda por policías que lo perseguían. Ellos deben ser investigados como los asesinos de Facundo”, argumentó el abogado Matías Lorenzo Pisarello en diálogo con Página 12. Los policías que serán denunciados por el gatillo fácil de Ferreira son Nicolás González Montes de Oca y Mauro Gabriel Díaz Cáceres. Según fuentes judiciales, uno de ellos tiene por lo menos tres causas abiertas en la misma fiscalía que investiga el caso Ferreria por excesos en su función.

Pisarello y otros dos abogados de la organización Andhes se hicieron cargo de la representación legal de la familia de Ferreira el lunes pasado. El martes presentaron una serie de escritos ante la fiscal del caso, Adriana Giannoni, con pedidos de acceso a las pruebas realizadas y solicitud de nuevas medidas. Pero hasta ahora no han tenido novedades.

“Nos está empezando a preocupar. Hasta ahora considerábamos que estaba dentro de los canales normales de demora la negativa a nuestro acceso al expediente. Ya si la demora se extiende es que nos están negando ese acceso de manera deliberada”, apuntó Pisarello.

Fuentes judiciales de Tucumán aseguran que Giannoni es una de las fiscales “más proactivas” en causas que investigan excesos de la Policía provincial. Y si bien eso es una buena señal, la realidad es que el expediente es, hasta el momento, inaccesible para la familia del nene de 12 años que recibió un tiro en la nuca el jueves pasado tras ser perseguido por efectivos de esa fuerza. Desde entonces, se ha manejado con trascendidos en relación a la autopsia realizada al cuerpo de Facundo, al dermotest que habría dado positivo en cuando a la presencia de pólvora en una de sus manos, a los videos de las cámaras de seguridad, a los testimonios que existen en el expediente y demás datos.

“Hemos pedido los videos de las cámaras de seguridad, que se profundice el dermotest, que nos digan qué pasó con la moto en la que circulaban Facundo y Juan --manejan información de que fue incendiada--, tener más datos sobre la distancia de disparo que recibió Facundo y sobre el lugar de donde fueron recogidas las vainas que la fiscal dice que fueron recogidas”, apuntó el abogado. Según le dijo Giannoni, de las 14 vainas recolectadas, 3 no pertenecen a la Policía, pero no tienen más información.

“Si es que Facundo disparó, queremos que se demuestre fehacientemente, porque para nosotros el dermotest positivo sin datos certeros de cómo fue realizado no es una prueba definitiva. Lo que sí podemos decir es que hay tres horas en las cuales nosotros ni la familia sabe qué pasó con el nene. Estuvo tirado en el piso y fue llevado a un hospital como una víctima de cualquier accidente de tránsito. No sabemos ni quién recolectó las vainas”, remarcó Pisarello, quien insistió que “hay muchas irregularidades que no tienen respuesta hasta el momento”.

“Como sea, haya disparado o no, estamos en presencia de un tremendo caso de gatillo fácil. Y no hay lugar a dudas de que este caso debe ser investigado como tal”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico