Macri: "domar la inflación no fue tan fácil como pensábamos"

Tras dos años y medio de gobierno, el presidente fue evasivo en sus contestaciones durante la conferencia de prensa que brindó ayer. Atribuyó la actual situación a problemas mundiales y a cuestiones estructurales del país. Se desentendió del escándalo de los aportantes truchos a su partido y defendió la baja de las retenciones a las agroexportaciones.

Después de la corrida cambiaria que llevó el dólar a 30 pesos, luego de la salida de dos ministros y del presidente del Banco Central, y con la inflación más alta en los últimos 25 meses, el presidente Mauricio Macri esquivó dar precisiones ante las preguntas que le plantearon los periodistas ayer en la Quinta de Olivos.

Calificó la actual crisis económica como una “tormenta” que “no puede terminar en una crisis similar a la del pasado”. Además, volvió a defender la decisión de no detener la baja de retenciones al campo, mientras que se desmarcó de responder sobre el impacto de la suba de tarifas en los salarios.

Respecto de los despidos masivos en la agencia Télam, el presidente sostuvo que fue un problema de “superpoblación” de empleados, mientras que ante la consulta por los aportantes falsos en la campaña bonaerense de Cambiemos, el mandatario se escudó en los anuncios hechos poco antes por la gobernadora María Eugenia Vidal y reiteró el libreto de modificar la ley de financiamiento para buscar más transparencia, a pesar de las violaciones a la ley vigente denuncias ante la Justicia.

El presidente abrió su conferencia de prensa con un análisis general de la crisis económica que atraviesa su gobierno en el que reunió todas las respuestas reiteradas por los funcionarios de Cambiemos para desligar las responsabilidades de sus decisiones: “Hay cosas que no dominamos”, “los problemas que heredamos del gobierno anterior y de décadaa anteriores” y “enfrentar al mundo volátil en el que vivimos” fueron los latiguillos utilizados para describir “la tormenta”. Al momento de las soluciones a la crisis, Macri volvió a defender el acuerdo con el FMI como una herramienta que da “fortaleza” al país y calificó al ajuste como “esfuerzo correcto”, aunque tuvo que reconocer que “el crecimiento va a disminuir”.

Cerca de las 18, comenzó la conferencia de prensa de Mauricio Macri que el gobierno había anunciado cinco días antes. Como se esperaba, la primera pregunta fue enfocada en la crisis actual y el presidente aludió a “turbulencias”.

“Muchos argentinos sienten frente a esta tormenta que estamos atravesando que puede terminar en una crisis similar a otras del pasado. No creo que sea así. Creo que estamos enfrentando una tormenta, pero hemos sabido arriar las velas y fortalecernos manteniendo el rumbo. Sigo creyendo en el futuro que tenemos por delante. Estamos haciendo el esfuerzo correcto. Creo que el crecimiento al cual veníamos va a disminuir, vamos a tener unos meses en los cuales las cosas que hemos formulando tienen que madurar, pero vamos a retomar el crecimiento el año que viene”, expresó.

Con respecto a la inflación, el mandatario afirmó: “sigue siendo una absoluta prioridad” y vaticinó, optimista, que “va a bajar más de diez puntos el año que viene”. También admitió: “no ha sido tan fácil como pensamos domar la inflación” y reiteró que “castiga a los que menos tienen”.

“El objetivo es bajar la inflación y el plan que hemos presentado y es parte del acuerdo con el Fondo, el año que viene va a bajar más de diez puntos y estar en 2020 más cerca de un dígito”, completó.

Y agregó: “tenemos que dejar de tener un Estado que gasta mucho más de lo que pagamos de impuestos, porque no podemos pagar más impuestos. Hay una combinación de temas que se están discutiendo entre el ministro Dujovne y Frigerio y los distintos ministros de las Provincias, y luego ese diálogo seguirá con los diputados. Arrastramos la inflación hace más de 70 años”.

Consultado por la polémica en torno a los aportantes a la campaña de Cambiemos, Macri sostuvo: “Nosotros siempre hemos presentado los gastos de campaña y seguiremos presentando todos los informes a la Justicia”.

Al respecto, anticipó: “Haremos una auditoría para que se clarifique lo sucedido. Queda claro que tenemos que dar un paso más adelante. Esperemos que se materialice una ley de financiamiento de la política, empezando por bancarizarse, es algo que está a la mano, como lo hicimos en la Ciudad, donde mejoramos el proceso electoral”.

Otro tema que acaparó la conferencia fueron las retenciones, ya que desde mucho sectores piden que se le quite el beneficio al campo de no pagar este impuesto. Sin embargo, el presidente defendió su decisión. “El gobierno anterior, en una política inédita, porque nadie en el mundo lo hace, les cobraba impuestos a los que exportaban. El único país del mundo que castigaba las exportaciones era la Argentina. Estamos apuntando a decirles a todos los argentinos ‘por favor, exporten’ porque eso va a traer trabajo. Por eso sacamos las retenciones, porque tenemos que exportar porque tenemos que generar trabajo. Las retenciones no son inteligentes y destruyen el futuro. Con el impuesto a las Ganancias comparte una parte de su riqueza con el resto de los argentinos que no tuvieron tanta suerte”, afirmó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico