Marcos Escudero terminó en la lona con un espectacular nocáut

El argentino perdió en el noveno round en su revancha con el invicto estadounidense Joseph George. El cordobés recibió un ascendente de izquierda que fue letal y de ese modo no pudo tomarse desquite.

El semipesado argentino Marcos Escudero perdió por un espectacular nocáut ante el invicto estadounidense Joseph George en el noveno round de la pelea revancha que celebraron en el hotel y casino Mohegan Sun, de la ciudad de Uncasville, estado de Connecticut.

El cordobés, de 27 años, primer argentino en combatir desde el inicio de la pandemia de coronavirus, recibió un ascendente de izquierda letal, que lo derribó aparatosamente y lo dejó tendido en la lona boca arriba, sin posibilidades de reacción ante la cuenta del árbitro estadounidense Danny Schiavone.

Esta vez, George no dejó dudas para vencer por segunda vez al argentino, luego del triunfo por puntos con fallo dividido y polémico en Sloan, estado de Iowa, en noviembre del año pasado.

En aquella ocasión, la jueza Gloria Martínez dictaminó su tarjeta con números favorables al argentino (96 a 94), que había dominado la mayor parte del combate, pero los otros dos jueces se inclinaron por el norteamericano (97 a 93 y 97 a 94).

Escudero, criado en General Arenales, provincia de Buenos Aires, y ahora radicado en el estado de Florida, ostenta un palmarés de 10 victorias (9 ko) y 2 derrotas. George, de 30 años, nacido y residente en Houston, elevó su récord a 11 triunfos (7 ko), sin derrotas ni empates.

En la misma función, el estadounidense Angelo Leo (19-0-0, 10ko) venció por puntos en fallo unánime a su compatriota Tramaine Williams (19-0-1, 6 ko) en duelo de invictos y se apoderó del título supergallo de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), vacante tras la renuncia del mexicano Emanuel Navarrete.

Tyson aseguró que su pelea con Jones no será amistosa

El exboxeador estadounidense Mike Tyson, de 54 años, volvió a hablar de su regreso al ring y dijo que la pelea exhibición frente a Roy Jones (51) en septiembre "no será amistosa" sino que tomará como una oportunidad para "destruir" a su rival.

Tyson adelantó que será una pelea "de verdad" y que está tan en forma que nadie debe temer por su salud, con lo que respondió así a su exrival George Foreman, quien se mostró preocupado por alguna dolencia física grave que pudiera sufrir.

La pelea se realizará el 12 de septiembre en Los Angeles, estará pactada a ocho asaltos, sin jueces sobre el cuadrilátero ni tarjetas de puntuación y solo se definirá por nocáut, señala este domingo el portal TMZ.

Tyson aseguró que mantiene su "instinto de buscar y destruir" al rival y prometió "someter a Jones hasta el nocáut".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico