Médica denunció a un docente por privación de libertad y amenazas

"Me gritaba y me amenazaba mientras levantaba los pies sobre el escritorio en una actitud bien machista. Me decía que si yo no firmaba una nota que a él lo favorecía no me iba a dejar salir. Fueron momentos muy difíciles", relató la doctora Malen Bordan, de Puerto Deseado.

Caleta Olivia (agencia)

La jefa del área Reconocimientos Médicos del Hospital Distrital de Puerto Deseado, Malen Bordan, denunció a un docente de esa misma localidad, Marcelo Santibáñez, de haberle proferido serias amenazas e impedirle salir de su consultorio sino le otorgaba un certificado que le permitiera extender su licencia por enfermedad.

El docente se desempeña en dos establecimientos educativos y la médica también solicitó una restricción perimetral contra Santibáñez, afirmando que luego de insultarla dentro de su consultorio le aseguró que se iba a vengar.

El hecho ocurrió el viernes y, según ella misma contó al diario La Opinión Austral, el individuo “se presentó a los gritos, insultos y amenazas, diciéndome que quería hablar conmigo y que no se iba a retirar”.

Bordan cree que el acto fue premeditado, porque antes que ocurriera el incidente, Santibáñez se había cruzado con un compañero del centro de salud, asegurándose que éste no iba a estar cerca para protegerla y que en el perímetro donde está ubicado el consultorio solo quedan tres mujeres, incluyendo ella.

“Me gritaba y me amenazaba mientras levantaba los pies sobre el escritorio en una actitud bien machista. Me decía que si yo no firmaba una nota que a él lo favorecía no me iba a dejar salir. Fueron momentos muy difíciles”, relató.

Dijo que también tuvo mucho temor que el sujeto la golpeara ya que “estaba totalmente desbordado y no me permitía salir. Me descalificaba con insultos y yo gritaba pidiendo que alguien llamara a la policía. Le decía que se corriera, que me dejara salir y mis compañeras estaban asustadas”.

“ME LA VOY A COBRAR”

Cuando Santibáñez vio que las otras mujeres corrieron para pedir ayuda, finalmente dejó libre a la médica, pero antes le profirió una fuerte amenaza: “si te cruzo en la calle, me la voy a cobrar, vas a ver”.

Ni bien pudo zafar de esa situación límite, Bordan acudió a la comisaría para denunciar el hecho y también pidió medidas de restricción, previéndose además que la documentación de la denuncia llegará a las autoridades del Consejo Provincial de Educación.

Finalmente la médica dijo que nunca había afrontado una situación tan apremiante y reiteró que “tuve miedo porque pensé que venía a pegarme”.

Además, el caso podría involucrar a un agente sanitario, según se deprende de los dichos de la médica, al señalar que Santibáñez “había hablado con mi compañero en el Hospital, por eso sabía que estaba sola y que iba a resolver esto a su manera”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico