Médicos practicaron un aborto a una madre equivocada

La mujer tenía cuatro meses de embarazo y había ido a un control. La intervención errada ocurrió en Praga, Checoslovaquia. Suponen que la confusión se debió a la barrera lingüística con la paciente afectada, quien era extranjera. El hospital emitió una disculpa pública para la familia.

Un equipo de médicos de un hospital de la República Checa fue culpado de haber practicado un aborto a la mujer equivocada.

La víctima de la intervención se encontraba el 25 de marzo pasado en el Hospital Universitario Bulovka (Praga) para efectuar los controles en el embarazo. Los profesionales confundieron a la paciente y le suministraron anestesia, lo que hizo que perdiera la consciencia.

Luego, la sometieron a un legrado, es decir, una limpieza quirúrgica del útero. Esta intervención se efectúa generalmente en mujeres con problemas ginecológicos, pero también puede usarse para abortar. Ni los médicos, el ginecólogo, la enfermera o el anestesista se percataron del error que estaban cometiendo.

Las mujeres que fueron confundidas eran extranjeras provenientes de Asia y no se lograban comunicar de forma correcta por un nivel deficiente del idioma checo. Según información que circuló, las dos pacientes fueron intercambiadas en la clínica, y luego de la intervención errada, una de ellas abortó sin haberlo elegido.

Actualmente, las autoridades del hospital suspendieron al personal que participó del procedimiento y continúan investigando los detalles del hecho. Jan Páda, ginecólogo y vicepresidente de la Cámara Médica Checa, declaró a Seznam Zpravy: "Si no hablaba bien el checo o un idioma internacional conocido, podría influir".

A su vez, el especialista señaló: "A veces los traductores hablan por teléfono, lo que también puede complicar la comunicación. Esto no quiere decir que los médicos no deban ocuparse de ello, sólo que aumenta el riesgo de malentendidos".

Sin embargo, Páda resaltó que los médicos deberían haber pedido a los pacientes que presentaran un documento de identidad antes de ingresar a la sala de operaciones.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico