Mendoza legalizó el servicio de Uber y lo reglamentará en agosto

Con 24 votos a favor y 14 en contra, la Cámara de Senadores de Mendoza aprobó ayer una ley que habilita la puesta en marcha del servicio Uber en esa provincia. Resta confirmar cuándo se implementará, aunque el gobernador Alfredo Cornejo ya manifestó el propósito de reglamentar la ley durante agosto.

La Cámara de senadores de Mendoza aprobó la nueva Ley de Movilidad que permite que la plataforma compita con los taxis. Así, se convirtió en la primera provincia del país en adoptar el sistema, tras el controversial desembarco de Uber en la ciudad de Buenos Aires, donde todavía no está reglamentado.

Los senadores mendocinos dieron luz verde a Uber por 24 votos a favor y 14 en contra, pese a la resistencia de taxistas, remiseros y transportistas escolares, quienes recibieron la solidaridad de los taxistas porteños.

Resta confirmar cuándo se implementará el servicio, aunque el gobernador Alfredo Cornejo ya manifestó el propósito de reglamentar la ley durante en agosto, por lo cual Uber podría estar disponible a partir de septiembre.

La eventual legalización de Uber en el país pone en riesgo, según los taxistas, 500 mil puestos de trabajo en todo el territorio nacional y podría provocar una huelga general de taxistas, como la que se desarrolló el fin de semana en Barcelona y en otras ciudades de España.

Lautaro Jiménez, senador provincial del FIT, manifestó que “este modelo de privatización del sistema de transporte público ha fracasado”. Según el legislador, “la ley establece que los concesionarios tendrán derecho a que el concedente les garantice una rentabilidad promedio razonable, la que deberá mantenerse durante la vigencia del contrato de concesión, es decir que el Estado, con los recursos de los mendocinos, deberá asegurar las ganancias de las empresas”.

De origen estadounidense, Uber está valuada en 70 mil millones de dólares. La norma aprobada ayer en Mendoza establece que los autos que utilicen el sistema deberán pagar tasas de contraprestación, iguales o mayores a las que pagan los taxis. El dinero irá a un fondo destinado a la compra de nuevas unidades. Además, mientras los taxis y remises tienen licencia para circular por diez años, el permiso de Uber es “precario y revocable”.

En la provincia de Buenos Aires hay una iniciativa similar, cuyo principal impulsor es el diputado Guillermo Castello, de la Coalición Cívica, quien felicitó a los legisladores mendocinos por Twitter. “Un claro ejemplo de que con audacia y priorizando al usuario se puede vencer la resistencia de las corporaciones”, señaló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico