Miradas que matan

A esta altura nadie duda de que la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, se ha convertido en una mujer atractiva desde que decidió dejar de ser actriz de reparto de asistencia social en el gobierno porteño para ser primera figura de la política grande argentina, y con aspiraciones de consagrarse como estadista.

Además, cuando intencionadamente emplea ese tono de voz entre aniñado e ingenuo para explicar las obras que hace su gobierno, bien podría postularse a un casting para reemplazar al sistema operativo informático de la película Her por si alguna vez le da catarro a Scarlett Johansson. Después de todo, gran parte de su figura está diseñada desde el coach.

Seguramente mucho de todo esto estuvo presente en la actitud empleada por Mariano Arcioni cuando le dedicó esa mirada hace un mes, cuando ambos compartieron la apertura de sesiones legislativas en el Congreso nacional.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico