Municipales bloquearon accesos a áreas operativas y hubo roces con funcionarios

El nuevo paro de actividades que iniciaron hace una semana numerosos trabajadores municipales de planta permanente sumó ayer intensidad. Esta vez reclaman el 40% de incremento salarial, el sueldo del mes de junio y el medio aguinaldo, además de haber rechazado el pago de una suma en negro de $2.000 con fondos provenientes de las arcas provinciales.

Caleta Olivia (agencia)

Desde temprano, cuando aún persistía la lluvia, diferentes grupos de huelguistas se apostaron tanto en el acceso al edificio central de la comuna, como en áreas operativas estratégicas, lo cual hizo que otros trabajadores que no están adheridos a las medidas de fuerza desistieran de ingresar para cumplir con sus actividades laborales.

Voceros de los manifestantes, que cuentan con el aval de la comisión directiva del gremio que los nuclea (SOEMCO) aseguraron que las protestas en diferentes sectores no implicaban coartar la libertad de trabajo, pero desde el Ejecutivo municipal se consideró que esa actitud es “netamente intimidante”.

En ese contexto, un grupo de aproximadamente veinte manifestantes, incluyendo a delegados y miembros de comisión directiva, realizó “visitas” a sectores como Rentas, Comercio, Tránsito, Cultura, Protección Civil, Recinto Central y Supervisión de Comunicaciones, donde también funciona la Radio Municipal, haciendo sonar bombos y redoblantes.

Debido a que en esas dependencias había gente trabajando, los directores o supervisores decidieron en muchos casos suspender actividades y cerrar las puertas, tras formular consultas a funcionarios de mayor rango del Departamento Ejecutivo, a fin de evitar algún tipo de confrontación.

De todos modos se produjo una situación ríspida en el área de Comercio, donde su titular, Antonio Quiroga, denunció públicamente que los manifestantes dañaron la cerradura de la puerta que es costosa y su recambio demandará 1.800 pesos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico