Murió el joven que había sufrido graves quemaduras

Thomas "Tomate" Yrigoyen, de 17 años, falleció este domingo por la mañana en Buenos Aires, a donde había sido trasladado con el 70 por ciento de su cuerpo quemado, producto de un accidente doméstico que sufrió el pasado sábado 16.

Era jugador de Juventud Unida, un chico querido por su espíritu colaborador, su humildad y su compromiso grupal. En su muro de Facebook, el club destacó que tenía la misma responsabilidad para entrenar que para marcar la cancha, cortar el césped, vender tortas fritas o cobrar entradas.

Thomas fue víctima de una explosión hogareña en la mañana del sábado 16 de mayo y sufrió quemaduras en el 70 por ciento de su cuerpo. Fue trasladado inmediatamente al Hospital Zonal de Esquel, pero por la gravedad de su cuadro el martes de la semana pasada se concretó la derivación a Buenos Aires.

Según detalla Radio 3, su madre lo acompañaba en la clínica en que estaba internado y por la noche la familia dejó trascender en las redes sociales que el Gobierno del Chubut había rechazado la solicitud de traer el cuerpo en el avión sanitario de la Provincia, lo que causó una enorme indignación en la comunidad cordillerana.

Poco después se conoció la posibilidad del traslado vía terrestre, lo que podría ocurrir este martes 26, pero casi al mismo tiempo una familia reveló que en Buenos Aires se resolvió, por protocolo, hacerle una autopsia al cuerpo del joven.

Además, en las últimas horas se habría reflotado la posibilidad de disponer de un vuelo que devuelva a Gobernador Costa los restos del desafortunado jugador.

Las muestras de dolor se multiplicaron por la región: no sólo del club, sino desde otras instituciones como Belgrano de Esquel y de la propia Liga de Fútbol del Oeste del Chubut, expresaron sus condolencias por la desgraciada pérdida.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico