Murió el joven que intentó robar cables de alta tensión

Ezequiel Francisco Curaba acababa de cumplir 21 años y estaba en situación de calle. Luego de haberse quemado el 90% del cuerpo, estaba internado en estado crítico y con custodia policial.

Ezequiel Francisco Curaba, el ladrón que intentó robar cables de alta tensión en Rosario y terminó con el 90% del cuerpo quemado, murió esta mañana en el centro de salud en el que permanecía internado en grave estado, informaron fuentes policiales a Infobae.

Según había informado esta mañana la subdirectora del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), Laura Taljame, los órganos vitales del delincuente habían empezado a fallar como consecuencia de la descarga.

Las imágenes de Curaba recorrieron el país. Vecinos de avenida Juan Domingo Perón al 6100 de Rosario lo filmaron mientras salía caminando de intentar robar los cables de alta tensión. Su cuerpo, casi por completo, había sufrido quemaduras y su ropa había quedado rota producto de la explosión e incendio. Quienes estaban al momento del hecho lo increparon por haber dejado sin luz al barrio.

El joven ladrón había cumplido 21 años el 1 de febrero y estaba en situación de calle. Tras el incidente, fue internado en la cama N°8 de la unidad de terapia intensiva, intubado, con soporte vasopresor, en estado crítico y con custodia policial.

“Es increíble que este chico esté vivo”, había dicho a Radio 2 Taljame horas antes, cuando dio el parte de salud matutino, en el que anticipaba que su cuadro de salud había empeorado con respecto al de este lunes.

“La piel está quemada y adentro, sus órganos se inflaman y empiezan a fallar. Está conectado a un respirador porque tiene los pulmones inflamados”, sostuvo poco antes de que tuviera lugar el fallecimiento.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico