Murió en pleno acto dentro de un hotel mientras se encontraba con un joven

Un hombre de 38 años murió en un albergue transitorio de Mendoza mientras estaba acompañado de un chico de 18 años.

Un hombre de 38 años murió en un albergue transitorio al que concurrió con un joven de 18 años. El suceso ocurrió el jueves al mediodía y todos los empleados del establecimiento expresaron que se vivieron momentos de mucha angustia.

El establecimiento donde ocurrió la muerte está ubicado en la localidad mendocina Las Heras y es conocido bajo el nombre de El Marqués. Según informaron fuentes policiales, el hombre falleció de un paro cardiorrespiratorio, y su acompañante, un adolescente, dio aviso de inmediato a las autoridades.

Las autoridades indicaron que la víctima se encontraba en el lugar con una persona de 18 años de edad, cuando de pronto comenzó a descompensarse, hasta quedar inconsciente. El chico que estaba con él reaccionó rápidamente y avisó a la gente del lugar.

Por razones lógicas, los primeros en tratar de salvarle la vida fueron los mismos trabajadores del albergue que realizaron maniobras de RCP durante unos 10 minutos.

Además, se comunicaron con la línea de emergencias 911, quienes llegaron casi de forma inmediata. La gente del Servicio de Emergencias Coordinado asistieron al hombre y trataron de hacer que recobre el conocimiento, pero fue en vano, ya que no lograron que sobreviviera.

Ante eso, tomó intervención un ayudante fiscal de la OFI Nº 6, quien solicitó que se desplace a la Policía Científica, para practicar los peritajes de rigor en el teatro del hecho. El acompañante fue identificado, pero no fue detenido producto de que no se encontraron signos de violencia.

En este sentido, la hipótesis principal indica que la muerte fue causada por un paro cardiorrespiratorio. Por el momento, la causa quedó en manos de la fiscal de Homicidios, Claudia Ríos.

No es el primer caso

Un hombre de 54 años murió de un infarto en un hotel. Su amante escapó y la esposa debió ir a reconocer el cuerpo. La situación ocurrió en un hotel de la ciudad de Presidente Franco, en Paraguay.

Un hombre casado sufrió un infarto y su amante, al ver la situación, pidió ayuda y escapó del lugar. Por desgracia, el hombre no pudo ser reanimado y falleció dentro del alojamiento.

La esposa de la víctima debió ir hasta el lugar a reconocer el cuerpo de su marido. “El señor no tenía ningún número de teléfono como para ubicar a sus familiares y el celular estaba bloqueado. A la medianoche la esposa de la víctima llamó al celular donde le explicamos lo que pasó y a eso de las 02:00 de la mañana llegó a la comisaría y le entregamos el cuerpo”, contó en aquel momento el oficial interviniente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico