Murió tras una operación de tobillo y denuncian mala praxis

Un hombre quedó con muerte cerebral luego de someterse a una operación de tobillo en una clínica privada de Quilmes. Los familiares denuncian mala praxis.

Un hombre, identificado como Diego Arévalo, murió en una clínica de Quilmes luego de someterse a una operación de tobillo y sus familiares denunciaron que hubo "mala praxis" por parte de los médicos que lo intervinieron quirúrgicamente.

"Mi marido entró caminando y el remis nos estaba esperando en la puerta porque era una operación simple que iba a durar 20 minutos. Dentro del quirófano tuvo dos paros cardiorrespiratorios y terminó con muerte cerebral", contó Romina Ríos, la viuda, en declaraciones a C5N.

Además, se quejó porque nadie les explicó qué ocurrió durante la operación. "Lo dejaron morir. Los únicos que saben qué fue lo que pasó son la anestesista y el cirujano", señaló la mujer.

Según los familiares de Diego, el sanatorio "tiene varias denuncias por otros casos".

Seguí leyendo en MinutoUno.com

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico