Napal y Painepil mataron a Crettón, afirmó su expareja

Marcela González, quien era pareja de José Crettón, joven desaparecido en El Maitén, afirmó que su expareja, Daniel Napal, y Carlos Painepil son los autores del crimen del joven y aseguró que recibió amenazas de la familia Crettón.

Marcela González era pareja de José Crettón en el momento de su desaparición en El Maitén el pasado 11 de agosto. En una entrevista que brindó a Jornada y Cadena Tiempo, la mujer no dudó en afirmar que su expareja Daniel Napal y Carlos Painepil son los autores del crimen del chico; dijo que es “peligroso” el primero mencionado, y aseguró que tiene diferencias con los Crettón, y que José le contaba cosas del entorno familiar.

“Es una etapa terrorífica porque durante la investigación han pasado muchas cosas que hay que vivirlas en el día a día”, dijo la mujer. Además, recordó que fue quien denunció la desaparición de José y que si bien hay dos detenidos, sostuvo que falta el cuerpo del joven y cargó contra el defensor (Hugo Cancino) de Napal y Painepil porque actúa “como cómplice más que como abogado. Es una barbaridad que busque liberar a los asesinos. Que se ponga en el lugar como si José hubiera sido su hijo o algún familiar, y además conoce toda la vida de Napal”.

Marcela dijo que estuvo amenazada por Daniel Napal, su ex pareja, al tomar conocimiento de su relación con Crettón. Recalcó que “siempre estuve bajo amenazas de él; estaba sometida bajo su mando, siempre fue así, y cuando conocí a José pude salir de esa situación porque me hizo ver más allá de lo que yo veía”.

Agregó que le contó a Napal que había conocido a otra persona y se enojó mucho y “como tiene una forma de psicopatear, me dijo que él había hecho cosas malas y que yo tenía derecho a ser feliz”.

La mujer de 38 años contó que “siempre me decía el día que te alejes de mí, te voy a matar y a quien esté con vos. Se enojaba cuando iba a trabajar porque pensaba que alguien me tocaría la mano. Todo el tiempo con celos”.

Parecía que aceptaría su relación con José Crettón. “Pero -acotó Marcela González- a mí me decía una cosa y a mis hijos otra, y se fueron enojando conmigo sin saber por qué. Así fue separando la familia; nosotros no teníamos diálogo”.

En este sentido indicó que al estar detenido Napal, puede hablar con sus hijos y se dan cuenta de las maniobras para separarlos como familia. Preguntada de la versión que el día de la desaparición el sujeto andaba en su camioneta, contestó que no sabía si era para cometer la desaparición del joven porque “yo estaba trabajando”, y explicó que su hija necesitaba ir a la casa de la suegra a buscar ropa de su beba, y para que no lo hiciera caminando, le prestó el vehículo; eran horas de la tarde.

“A las 21:30 salí de trabajar, fui al monoambiente donde vivía José, y ya no estaba. Mi hija fue a buscarme y comenzó la búsqueda”.

Admitió Marcela González que se especulaba con que su hija era cómplice de la desaparición de José, pero explicó que la fiscal del caso, Ruth Monge, trabajó muy bien en ese aspecto.

En cuanto a la relación con Sergio Crettón, padre del chico desaparecido, la mujer puntualizó que al comienzo tenía contacto, tanto con él como con la familia, “pero después empezaron a amenazarme”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico