"Ni Una Menos" convocó a unas 200 personas durante la fría tarde de Comodoro

La convocatoria nacional reunió a cerca de 200 personas que marcharon por el centro de esta ciudad para pedir por la aprobación de una Ley de Emergencia de Violencia de Género, una ley de Educación Sexual Integral y la Despenalización del Aborto. Hubo intervenciones artísticas y una radio abierta como símbolo del reclamo.

“Ni Una Menos” volvió a reflejar ayer la lucha contra los casos de violencia de género en el país. En Comodoro Rivadavia, la convocatoria nacional se extendió durante dos jornadas con intervenciones artísticas, shows en vivo y la tradicional manifestación por las calles céntricas.
Hay que recordar que el viernes se realizó una vigilia en la Biblioteca Darío Hugo Fernández, ubicada en La Pinta 3855 del barrio San Martín, donde hubo música en vivo, proyecciones, teatro, juegos y exhibiciones fotográficas.
Mientras que ayer las actividades comenzaron a las 16 cuando se desarrolló una radio abierta en la plaza de la Escuela 83 donde se entrevistó a integrantes de la Asociación de Mujeres Meretrices de la Argentina (AMMAR) y se relató la historia de Higui De Jesús, quien está detenida desde el año pasado por matar a un hombre que intentó violarla.
La comisión organizadora leyó un documento donde se reflejan las carencias del Estado para abordar los casos de violencia de género y las diferentes situaciones a las que se ven sometidas las víctimas cuando van a radicar una denuncia policial.
En el mismo, se hace responsable al Gobierno de Mauricio Macri ya que consideran que desde que asumió la Presidencia no se ha producido ninguna medida a favor del pueblo.
"Siguen muriendo mujeres asesinadas con denuncias hechas y medidas restrictivas, no hay estadísticas oficiales y serias sobre femicidios que permitan el diseño de políticas públicas efectivas”, subraya el comunicado.
El documento también pide por el cumplimiento de una Ley de Educación Sexual Integral y la Despenalización del Aborto.

MOVILIZACION
Y RECLAMO
La movilización se desarrolló a partir de las 18 cuando alrededor de 200 personas marcharon por el Centro de esta ciudad. La primera parada que se realizó fue en San Martín donde se cantó contra el Estado y la iglesia como también se pidió por el aborto legal y gratuito.
Muchas de las presentes decidieron ir vestidas de negro para representar a hechiceras que peleaban contra el machismo de la sociedad medieval. “Somos las hijas de las brujas que no pudieron quemar”, esgrimía uno de los carteles de las jóvenes.
En el lugar, los manifestantes se sentaron en el asfalto y después de unos minutos salieron gritando para simbolizar el grito de las mujeres que no tienen voz.
La marcha siguió hasta Prefectura Naval donde las manifestantes expresaron su descontento ya que plantearon que esta institución fue "cómplice" de la masacre que desató el prefecto Osvaldo Soria cuando el lunes 12 de setiembre del año pasado, antes de suicidarse, asesinó en Kilómetro 8 a Lidia Peralta (su ex suegra), Gustavo Contreras (ex cuñado) y Yasmin Contreras (hija de su ex pareja, Fabiana Contreras).
“Las paredes se pintan, las pibas no vuelven”, “Cómplices”, “Tocan a una y tocan a todas”, “Ni olvido, ni perdón” y “Aborto legal” fueron algunos de los mensajes que dejaron las manifestantes.
En la Seccional Primera, los efectivos policiales decidieron quedarse afuera de la institución para tratar que no se rayaran las paredes. Sin embargo, algunas manifestantes se las ingeniaron para escribir “Ni una agresión sin respuesta”.
El recorrido continuó por Rivadavia hasta la Catedral San Juan Bosco donde se realizó una intervención artística.
En Rivadavia y Belgrano se depositó una caja que fue llenada de corpiños y prendas de talles únicos, elaboradas por cartón, para luego quemarlas. La propuesta simbolizaba la quema de todos los miedos y prejuicios contra la mujer. Así, las manifestantes hicieron una ronda y saltaron para gritar: ¡Ni una menos, vivas nos queremos!






La convocatoria "Ni Una Menos" reunió alrededor de 200 personas en las calles céntricas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico