"No existe aborto injustificado"

La doctora del Hospital de Trelew, Stella Manzano brindó su exposición en el Senado a pocos días de la votación de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, en su alocución se refirió a las cifras alarmantes de muertes en partos valiéndose de datos otorgados por la Organización Mundial de la Salud. Y le dedicó un espacio especial al caso Keila Jones, que se emplea como emblema de la defensa de las dos vidas y aseguró que la jovencita de El Maitén murió por un cuadro de leucemia no a causa de un aborto.

Esta mañana, la doctora del Hospital de Trelew Stella Manzano brindó su exposición en torno al proyecto de Interrupción Legal el Embarazo en su introducción dejó en claro que no era financiada por ninguna organización, “mi único trabajo es en el Hospital de Trelew, donde tengo dedicación exclusiva”, dijo.

No somos genocidas soy una persona profundamente ética que se dedica a salvar vida de mujeres

Además, bridó una definición médica en torno a la interrupción y ratificó que se trata de “la expulsión del producto de la concepción antes de que alcance la vida fetal, no somos genocidas soy una persona profundamente ética que se dedica a salvar vida de mujeres”.

Para Manzano “es cien veces menos peligroso un aborto que un parto, la guía OMS dice que un aborto es menos peligroso que colocarse una inyección de penicilina. Hay un estudio de 20 millones de abortos realizados en Europa y China sin ninguna muerta, es un trabajo español sobre aborto medicamentoso”.

En este sentido, la doctora remarcó que “quien no puede oír niñas y mujeres dudo que pueda hablar en nombre de fetos que no hablan”.

CASO KEILA JONES

Consultada por la senadora Nancy González sobre el caso Keila Jones, Manzano indicó que fue perito médica del caso. “Esa joven clínicamente murió por una leucemia llegó a tener 170 mil glóbulos blancos y liquido en abdomen. Se le hizo un aborto medicamentoso, fue derivada por su cuadro al Hospital de El Maitén, allí eran todos objetores, las ginecólogas le hicieron una incisión chica y no encontraron nada. Un cirujano le hizo una corte desde el tórax hasta el pubis a una niña deportista esto jamás lo hacemos sino vimos nada en el análisis”.

En esa instancia, remarcó Manzano: “tenían que llamar al hematólogo, la hidrataron poco, la dejaron con un tubo de drenaje y falsificaron el parte porque dijeron que había pus, en la autopsia esto fue descartado y las dos ginecólogas en el juicio lo confesaron”.

Embed

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico