"Okupas" ya es parte de la plataforma de Netflix

La famosa miniserie argentina ya forma parte del catálogo de la plataforma de streaming con algunas novedades. La fecha del lanzamiento fue el Día del Amigo en alusión al nudo en el que centra el argumento de la seria argentina que marcó una época.

La miniserie argentina "Okupas" llegó a Netflix. A 20 años de su irrupción en la pantalla chica en 2000, cuando marcó el inicio de las ficciones televisivas "marginales" a través de un retrato honesto y muy propio del escenario de profundo deterioro social que dio paso a la crisis que estalló un año más tarde en Argentina, está disponible desde este 20 de julio en la plataforma de streaming.

Los once episodios que la componen cuentan con una banda sonora compuesta por Santiago Barrionuevo, líder de la banda Él Mató a un Policía Motorizado, ya que la música original de la serie, que incluía canciones de grupos y artistas locales pero también extranjeros, debió ser modificada por los problemas legales vinculados a los derechos de autor que presentaría su inclusión en la plataforma de streaming.

Cuando hacia mediados del último año trascendieron los primeros rumores que señalaban que la plataforma de streaming estaba interesada en adquirir la tira -que hasta este momento solo se halla de forma ilegal en YouTube-, su creador y director, Bruno Stagnaro, convocó a Barrionuevo para que trabajase en la nueva banda de sonido de esta suerte de "nuevo" lanzamiento.

Producida por Ideas del Sur y emitida originalmente por el entonces Canal 7, "Okupas" se centraba en un grupo de jóvenes de clase media empobrecida y sus andanzas por el mundo criminal, las drogas y la amistad.

La trama de Okupas

En la trama, un joven Rodrigo de la Serna encarna a Ricardo, un veinteañero encargado por un familiar del cuidado de una vieja casona porteña para evitar que fuera ocupada, pero acaba siendo él mismo y su grupo de amigos, interpretados por Ariel Staltari, Diego Alonso y Franco Tirri, quienes se convierten en los "ocupas" del lugar.

En una entrevista con Télam en ocasión del 20 aniversario de "Okupas", el también realizador de “Pizza, birra, faso” (1998) y “Un gallo para Esculapio” (2017-2018) señaló que la historia que se narra en sus once episodios "lamentablemente sigue siendo absolutamente actual".

“Era un momento en el que se percibía que de alguna manera íbamos a una especie de ruptura. Me hubiera gustado que 20 años después estuviéramos en otro contexto, y no en uno en el que esa sensación está tan presente de vuelta”, agregó.

Además, sobre la bisagra que significó la serie en relación a las producciones que abordan las temáticas de los sectores marginados y abandonados por el sistema, Stagnaro consideró que "es cierto que en la tele es un registro que todavía no se había transitado", y que "después de eso se transitó hasta el hartazgo".

"Involucró indagar en un lenguaje que todavía no estaba presente en la tele pero que después, como todo en la tele, fue canibalizado, estandarizado y transformado en un mero producto. En su momento aportó bastante aire, pero en ese punto no siento que haya marcado un gran hito, porque en definitiva lo que sucedió es que la misma maquinaria televisiva terminó fagocitando la posibilidad de explorar lenguajes nuevos", expresó el autor.

Con su poderoso y ya icónico testimonio de la época menemista y sus consecuencias sociales, la tira se alzó con tres premios Martín Fierro en su entrega de 2001 y contó con varias repeticiones en diferentes canales de las grillas nacionales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico