Otra anciana cayó en el cuento del tío

Una mujer de 72 años, quien reside en el complejo de edificios Malvinas, próximo a Las Torres, recibió el viernes a las 10 un llamado telefónico de parte de una persona que se hizo pasar por su nieta. Le dijo que su madre se encontraba en el Banco Nación porque había que cambiar los antiguos billetes de dólares ya que serían dados de baja. La víctima terminó entregándole sus ahorros a un supuesto enviado de la familia.

El martes por la tarde una mujer de 72 años se acercó a la Seccional Primera para radicar una denuncia. Relató que cuatro días antes, es decir el viernes a las 10, recibió un llamado en su vivienda de Bahía Bustamante al 1.100 del barrio Centro, de parte de una persona que se hizo pasar por su nieta.

La joven le decía que su madre la esperaba en el Banco Nación de San Martín y Güemes para cambiar dólares estadounidenses que serían dados de baja, por lo que ella también debía cambiarlos. La supuesta nieta le dijo que iría un hombre a buscar el dinero para efectuar el trámite.

De ese modo, un individuo se presentó en la casa de la anciana y se llevó sus ahorros. Cuando pasaron las horas, la víctima se comunicó con su hija y en ese momento se dio cuenta de que había sido estafada.

Ya el lunes 23 de octubre, a las 18, se había registrado un caso similar en Comodoro Rivadavia. Un habitante de la calle Olavarría al 800, del barrio Pueyrredón, fue estafado en forma telefónica por un hombre que se hizo pasar por su hijo.

Así le entregó a un enviado 4.120 dólares y 3.900 pesos. La modalidad fue la misma con la que la anciana fue engañada el último viernes.

Mientras, el miércoles 25 de octubre intentaron estafar en forma telefónica a otra habitante del barrio Pueyrredón. Un hombre llamó a su teléfono fijo y una vez que saludó diciéndole “Mamá”, esperó la respuesta de ella, quien preguntó si se trataba de un hijo al que la mujer mencionó por su nombre.

De esa manera, el estafador le dijo “sí, soy yo” y comenzó a entablar una conversación con la mujer que le repetía que se escuchaba muy mal. En ese momento el hombre le dijo que el banco le había mandado una carta para que entregara el dinero que tenía en la casa. La mujer le dijo: ¿qué dinero? y el embaucador del otro lado de la línea le solicitó todos los billetes de 500 pesos que tenía. En ese momento la víctima de la estafa se dio cuenta del engaño y cortó la comunicación, frustrando la operación.

Hay que recordar que a mediados del mes pasado desde el Ministerio Público Fiscal de Puerto Madryn alertaban sobre las estafas telefónicas que se estaban perpetrando en esa ciudad bajo una modalidad similar.

Una anciana incluso entregó todos sus ahorros que ascendían a unos 450 mil pesos luego de que un estafador se hiciese pasar por su nieto y le dijera que antes de las elecciones debía cambiar los billetes de dólares y pesos, porque “no iban a circular más los billetes de 100 pesos por disposición de Macri”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico