Padres de la Escuela 743 comprarán dos bombas de la caldera para que sus hijos vuelvan a clases

Ante la falta de respuestas por parte del Gobierno provincial, la comunidad educativa de la Escuela 743 decidió comprar dos bombas de caldera para que los alumnos puedan volver a las aulas. Los estudiantes llevan más de un mes sin actividades por falta de calefacción. El arreglo cuesta 2.452 dólares y los padres, a través de la cooperadora, acordaron poner dinero de su bolsillo para que sus hijos puedan continuar con su aprendizaje.

En la Escuela 743 llevan más de un mes sin clases por problemas de calefacción. La comunidad educativa efectuó diferentes reclamos al Gobierno provincial, pero no obtuvo una respuesta favorable. Por esa razón, los padres decidieron juntar el dinero por sus propios medios. Es así que desde ayer comenzaron a enviar comunicados explicando la situación y apelando la solidaridad de los demás padres, docentes y directivos para juntar 2.452 dólares que es lo que cuestan las dos bombas de la caldera para que funcione el sistema de calefacción en la planta alta del edificio que se encuentra en Callao 851.

“Los chicos están viniendo día por medio a clases desde hace más de un mes y medio. Visto y considerando que no tenemos respuestas por parte de Provincia, los padres de la cooperadora plantearon la posibilidad de hacer una contribución voluntaria para poder comprar las dos bombas de la caldera”, aseguraron.

Desde la institución manifestaron que la problemática fue informada en noviembre último al Gobierno provincial pero nunca obtuvieron una solución. “Si bien la calefacción no era necesaria porque las temperaturas eran agradables, el problema estaba instalado. No hemos tenido respuestas y desde Obras Públicas nos responden que necesitan una reunión. Y mientras tanto la espera se hace cada vez más larga”, cuestionaron.

A principio del ciclo lectivo no funcionaba ninguna de las seis bombas de la caldera. pero se lograron reparar cuatro que permiten contar con calefacción en la planta baja del edificio. Sin embargo, la planta superior no cuenta con calefacción y las bajas temperaturas se hacen sentir por estos días. “Son seis las bombas de la caldera y dos de ellas no hay posibilidad de arreglo por lo que sí o sí hay que comprarlas. No es una institución que cuente con grandes sumas de dinero por eso se nos complica todo para conseguir las bombas”, lamentaron.

“Llevamos más de un mes sin clases. Cuando las temperaturas eran agradables continuábamos con clases pero estos edificios tienen la característica que cuando hace frío se siente mucho más en el interior y por estos no podemos seguir así”, criticaron.

Ante la gran cantidad de dinero, la comunidad educativa de la Escuela 743 analiza realizar un mate bingo o un espectáculo folclórico para juntar más dinero.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico