Perata se escondió de los docentes e intervino la Defensoría del Pueblo

Dirigentes de ATECh ingresaron al ministerio de Educación para que los reciba Florencia Perata, pero el encuentro no se concretó. Un representante de la Defensoría Pública comprometió a las autoridades educativas a un encuentro para las próximas horas.

Fueron otros dos días de paro docente en Chubut que se hicieron notar. Esta vez la protesta incluyó pintadas en las calles lindantes al Ministerio de Educación, en Rawson, y alcanzó su punto álgido cuando intervino la Policía. De acuerdo al comunicado emitido por Atech: “Con bombos y cánticos permanecimos en el lugar circulando libremente hasta que la Policía, sin orden judicial ni razón valedera, impidió que transitáramos por el piso superior del ministerio”.

El ingreso de los docentes al inmueble –según publica El Chubut- fue para “exigir la presencia de (Ana Florencia) Perata y la propuesta salarial con reintegro de descuentos”, señala el documento. Ante la falta de respuestas, “gestionamos con diputados y la Defensoría del Pueblo” la llegada de la ministra, pero “no apareció, aunque compañeros del ministerio afirmaron que se encontraba allí”.

Seguidamente, “la Defensoría del Pueblo registró la situación e hizo entrega de un escrito con el que compromete al ministerio a convocarnos a una reunión. El plazo para responder este planteo vence el lunes 23. También solicitamos, por el accionar de la Policía, la intervención de la Defensa Pública, haciéndose presente en el ministerio Germán Kexler”.

Lo sucedido en Rawson vislumbró “un hecho que incomoda al Gobierno, porque lo expone. Ese debe ser el camino que transitemos cada vez con más docentes y por lo tanto con más fuerza”.

PARO QUE PREOCUPA

Si bien no apareció en el Ministerio, ante el requerimiento de Atech, Perata manifestó que “el acatamiento al paro fue bajo”, pero que de todos modos la situación es “preocupante porque son estudiantes sin clases”.

La funcionaria señaló a Radio 3 que el plan de lucha convocado por el gremio docente no es apropiado cuando “la paritaria está abierta y no se firma la última acta… debe haber una especie de conciliación. Esto es, sobre todo, en función de la necesidad que los estudiantes estén en las aulas, pero será decisión de las autoridades sindicales cómo actuar”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico