Personal de la Policía Comunitaria fue capacitado en prevención de adicciones

Policías de División Comunitaria finalizaron un taller de "Títeres y habilidades sociales" como parte del programa preventivo en adicciones que Pan American Energy y la Fundación Nuevo Comodoro desarrollan desde 2014, destinado a referentes deportivos, integrantes de parroquias y escuelas de esta ciudad. Los policías a través de los títeres podrán producir mensajes preventivos para fortalecer los factores de protección en los chicos.

En el taller de “Títeres y habilidades sociales”, veintitrés efectivos de la Policía Comunitaria se capacitaron para utilizar títeres como herramienta para producir mensajes preventivos y fortalecer los factores de protección en los niños.

“El lenguaje de los títeres es integral y puede ser utilizado en distintos ámbitos”, explica la titiritera y operadora terapéutica en adicciones, Mariana Libenson.

Esta técnica para llegar a los más niños, entre sus múltiples aplicaciones sirve de medio para expresar historias, realizar juegos de roles, desarrollar la motricidad fina, ejercitar la modulación, practicar interacciones y diálogos, escuchar activamente para poder responder, reconocer emociones diversas y trabajar en equipo.

Otro de los aspectos importantes que le permite a los niños este tipo de técnica que adquirieron los policías, es valorar el trabajo de otros y de esa manera se puede aplicar en actividades que se convierten en espacio de contención y potente participación comunitaria.

Los títeres han sido y son utilizados en campañas de alfabetización, de promoción de la salud, en la puesta en valor del patrimonio, entre otros usos para los que son eficaces por ser objetos simbólicos y por su potencial expresivo y creativo.

El objetivo de la capacitación buscó dotar a la Policía Comunitaria de técnicas y competencias para abordar las habilidades sociales, claves en el trabajo preventivo especialmente con niños y niñas.

La Comunitaria es una policía de proximidad, su forma de trabajo se caracteriza por construir colectivamente estrategias para favorecer la seguridad comunitaria, articulando con organizaciones no gubernamentales, instituciones escolares y los propios vecinos. Su trabajo es preventivo. Pretende actuar con los integrantes de la comunidad, desde un lugar de mutua colaboración para construir condiciones progresivas de seguridad, contribuyendo a la prevención del delito en el territorio de intervención.

En este marco, según las autoridades de la capacitación, los policías aprendieron a confeccionar títeres bocones y un libro escenario. Divididos en dos grupos, los efectivos crearon y diseñaron cuatro historias con mensajes preventivos que invitan a reflexionar sobre la importancia de expresar los sentimientos y emociones, la discriminación y los miedos.

Además, para futuras representaciones, los integrantes de la red de preventores a cargo del taller, Mariana Libenson y Alejandro Nazar, acondicionaron una estructura móvil de títeres y se instaló una iluminación acorde para ambientar el montaje de las obras que realicen en la propia sede para los chicos del barrio.

“Es una herramienta más que tenemos para volcarlo a nuestro trabajo. Hacemos charlas en las escuelas y esto les llama la atención a los chicos porque despersonifica al policía y lo pone en otro lugar. Finalizada la obra de títeres nos mostramos, ellos pueden ver que el policía puede darles algún mensaje”, comentó Paola Zambrano, cabo primero de Policía Comunitaria.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico