Petroleros Jerárquicos donó colchones para el Cuartel Central de los Bomberos

El Sindicato de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral puso en valor una vez más la interacción con diferentes instituciones de la comunidad.

El Sindicato de Petroleros Jerárquicos de la Patagonia Austral puso en valor una vez más la interacción con diferentes instituciones de la comunidad. En esta oportunidad colaboró con una muy cara al sentir de la sociedad, como lo son los bomberos voluntarios que arriesgan su vida en situaciones tan complicadas tales como incendios, y brindan asistencia en otros tipos de siniestros y operaciones de rescate.La donación al Cuartel Central de Bomberos Voluntarios de Comodoro Rivadavia fue posible gracias a la gestión de un afiliado por la empresa San Antonio Internacional, que integra a su vez el mencionado cuerpo. Se trata de Daniel Centeno, quien trasladó las inquietudes que se tienen desde Bomberos Voluntarios, a la plana directiva de la entidad sindical, que inmediatamente brindó una respuesta positiva.“Tenemos la central nueva y el edificio está vacío. Queremos equiparlo y lo que necesitábamos eran los mobiliarios de adentro, y especialmente las camas para la gente que duerme o pernocta ahí, ya que estamos las 24 horas funcionando y es algo necesario”, señaló Centeno, que si bien está en el Destacamento 3 y la Central no es su espacio habitual, dijo que surgió la idea de equiparla, porque es un edificio amplio.Fue entonces que habló con el secretario de Actas, Prensa y Propaganda del gremio, David Klappenbach y con el secretario Adjunto, Luis Villegas “para ver si había alguna posibilidad, y me dijeron que sí; por lo que se pudo hacer la gestión pidiendo el presupuesto en diferentes casas comerciales de Comodoro, y se consiguieron los doce colchones con somier”, detalló. Centeno remarcó: “el sindicato siempre estuvo presente y las veces que me acerqué porque necesitábamos algo, para pedir, nunca dijeron que no y siempre pusieron lo que pudieron, estuvieron presentes incluso desde antes del siniestro del Centro de Actividades”, indicó. Y recordó el triste episodio sucedido en la noche del 25 de febrero de 2015 en el que, con gran arrojo, los voluntarios extinguieron llamas en la torre que se encontraba en plena construcción.“Yo estoy desde el año 98 formando parte de Bomberos Voluntarios; algo que genera la gran satisfacción de poder ayudar a un desconocido sin mirar quién es. Esta es una profesión rara, en la que cuando todo el mundo se va de ese lugar, nosotros vamos hacia allí. Es como una vocación eso de ayudar a un desconocido, como también se lo hace desde la vida sindical, porque no siempre es gente a la que uno conoce”, comparó.Y dijo que las palabras, son solo de agradecimiento. “Siempre nos falta mucho, de hecho la Central es la estructura de a fuera y es un edificio que está vacío adentro; es un espacio muy grande que hay que llenar y siempre necesitamos algo. Para esto, yo acerqué la nota acá al gremio y me tomé el trabajo de pedir presupuestos en diferentes comercios de la zona, y ya con eso se los entregue al sindicato y ellos decidieron la compra para colaborar con nosotros”, describió.El afiliado enfatizó que el agradecimiento es en general a todos los que les han dado una mano desde el sindicato, y para la gente de la Agrupación Patagonia Austral Argentina “que han colaborado conmigo en averiguar los precios y todo lo que rodea a esto”, marco en el cual señaló que será de gran utilidad.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico