Pidieron perpetua para madre e hija acusadas de haber asesinado de 64 puñaladas a un empresario

Un fiscal de Rosario pidió ayer por la tarde que se condene a prisión perpetua a una mujer y su hija por el crimen de Diego Sarjanovick, un empresario gastronómico asesinado de 64 puñaladas en esa ciudad santafesina en 2015, y sostuvo que ambas lo mataron porque fueron "gobernadas por la codicia", ya que no le podían devolver un dinero que les había prestado.

En la jornada de alegatos del juicio oral, el fiscal, Miguel Moreno solicitó se sentencie a Alicia Fernández (60) y a su hija, Virginia Carolina Seguer (40) a la pena máxima del Código Penal como coautoras de “homicidio doblemente agravado por ensañamiento y codicia”.

Para el fiscal, ambas -que eran socias en una fábrica de ropa femenina- le debían dinero al empresario y cuando no pudieron devolvérselo, decidieron “sacarlo del medio”.

Para sustentar su pedido, el fiscal Moreno alegó: “ambas fueron gobernadas por la codicia porque se endeudaron en un emprendimiento comercial que solo podía ser exitoso en la imaginación de ellas”.

El empresario y Seguer se conocieron de la empresa MC Caterign, donde la mujer trabajó hasta que se independizó y emprendió un negocio de indumentaria para el que Sarjanovic le prestó una suma de dinero que nunca se pudo establecer cuánto era.

Según la teoría del fiscal, Seguer fue quien asesinó al empresario, inmovilizándolo primero con un golpe que le propinó en la cabeza con un elemento contundente y luego le asestó 64 puñaladas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico