Pidió anular su matrimonio porque su  esposo es gay y la Justicia se lo negó

La mujer fue a la Justicia luego de enterarse de un affaire del marido con otro hombre. Pero la magistrada Valeria Vittori consideró que la denunciante "no fue engañada" al casarse.

Una jueza de Familia de Rosario rechazó una demanda de “nulidad de matrimonio” que interpuso una mujer contra quien fuera su marido durante 14 años, luego de enterarse que el hombre había tenido una relación con otro hombre.

“Resulta inadmisible concebir que la denunciante haya sido engañada en la orientación sexual de su pareja a la fecha de celebración del matrimonio, puesto que el alegado error en las cualidades personales no resulta esencial ni determinante”, indicó la jueza en su resolución.

La inusual presentación judicial que se resolvió hace pocas horas estuvo bajo análisis de la jueza Valeria Vittori, integrante del Tribunal de Familia Nº7 de Rosario. Ante la magistrada la mujer argumentó que su cónyuge actuó de mala fe, ocultándole su homosexualidad al momento de casarse, en marzo de 2013, y frustrado así sus planes familiares, personales y sociales.

Indicó que su consentimiento al celebrar el matrimonio se encontró plenamente viciado, puesto que desconocía la verdadera elección sexual de su cónyuge y que “de haber sabido que el demandado era “gay” jamás hubiera contraído matrimonio”.

Sin embargo, su ex marido rechazó la acusación. El hombre afirmó que “su condición de heterosexualidad en forma exclusiva y absoluta ha existido no solo antes del matrimonio, sino en el momento mismo del acto de celebración del casamiento, para continuar así a lo largo del vínculo hasta agosto de 2017, cuando mantuvo “una relación íntima, no sexual” con otro hombre.

ESPORADICO, EXTORSIONADO Y AMENAZADO

Según las constancias del expediente, la separación se concretó en enero de 2018 luego de que la mujer recibiera unos días antes un correo electrónico con una foto de una denuncia, en la que su marido solicitaba la prohibición de acercamiento de un hombre que supuestamente era su pareja.

El demandado reconoció haber hecho la denuncia porque había sido amenazado por esa persona, que lo extorsiona exigiéndole el pago de una suma de dinero a cambio de no revelar la relación homosexual que, según indicó, fue absolutamente ocasional, a partir de agosto de 2017. Y luego de nueve años de matrimonio “en el que le dedicó todo su amor a su esposa”.

Sin embargo, con la convivencia el vínculo se fue deteriorando, lo cual le provocó “un alto grado de frustración emocional e insatisfacción que desembocó en la relación homosexual”. Destaca que durante toda la relación le dedicó atención a sus necesidades y cuidados como esposo, puesto que la acompañaba a tomar el colectivo, a sus terapias con psicólogo y psiquiatra, preparaba la comida, mantenía el hogar limpio, para que pudiera descansar al regresar del trabajo.

Sin embargo, la mujer funda la nulidad del matrimonio “en el vicio en el consentimiento, considerando que fue engañada, atento el error acerca de las cualidades personales del otro contrayente”. Y que como desconocía la verdadera elección sexual de su ex, lo que no juzga, vio frustrado sus “planes familiares, personales y sociales”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico