Policías auxiliaron a niño herido con proyectil de rifle de aire comprimido

Un pequeño de solo 6 años que el domingo fue impactado en el pecho por el balín de un rifle de aire comprimido cuando jugaba con un hermanito en el barrio Mirador de Caleta Olivia, fue intervenido quirúrgicamente en el Hospital Zonal y hoy se recuperaba satisfactoriamente. En la emergencia fue vital el rápido accionar de personal de personal de la Comisaría Seccional Cuarta.

La guardia de esa dependencia recibió un llamado de auxilio poco antes de las 13 del domingo, tomando conocimiento de que en el interior de la rotisería “Mucho Gusto”, situada en la calle Colombia, había un chico gravemente herido.

Los cuatro efectivos que a bordo de un móvil patrullero constataron que se trataba de un niño de 6 años que estaba tendido en el suelo en posición cúbito dorsal, con una herida en el pecho y parecía no tener signos vitales.

En el lugar también se hallaba una persona mayor y se fueron enterando de que un hermanito mayor le había disparado accidentalmente con un rifle de aire comprimido.

De manera inmediata uno de los policías, el oficial ayudante Aldo Veleizán procedió a realizarle maniobras de RCP logrando restablecerle los signos vitales, pudiendo notar latidos y quejidos del menor.

Pocos minutos después arribó un equipo de emergencias médicas del Hospital Zonal que trasladó al chico en una ambulancia hacia el mismo nosocomio, derivándolo a la Unidad de Terapia Infantil debido a la complejidad de la lesión ya que el proyectil (balín) había ingresado en el pecho y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Posteriormente se dio conocimiento del hecho al Juzgado del Menor y a la División Criminalística policial, procediéndose además a secuestrar el rifle y otros elementos no precisados.

También pudo establecerse que los hermanitos estaban jugando sin la presencia de un adulto cuando el mayor de ellos manipuló el rifle y se produjo el disparo de manera accidental.

TESTIMONIO

Este mediodía, la jefatura de la citada dependencia, a cargo del comisario Maximiliano Moreno, hizo saber que el cuadro clínico del pequeño evolucionaba satisfactoriamente de acuerdo al reporte que recibiera de las autoridades hospitalarias.

En tanto, el oficial Veleizán describió el procedimiento que realizó junto a sus camaradas comentando en principio que “al llegar al comercio vi personas reunidas alrededor de un niño tirado en el suelo y un mayor de edad tratando de reanimándolo. Intenté ayudarlo mientras mis compañeros comenzaron a entrevistarse con los presentes, que eran sus familiares y procedieron a brindarles contención”.

“La sargento Rosana Santosmingo realizó el llamado al 107 y yo me hice cargo del nene. Primero miré su tórax para ver si respiraba, incliné su cabecita hacia atrás para liberar sus vías respiratorias y comencé con los masajes cardiopulmonares en forma continua mientras el oficial ayudante Elías Rodríguez y el sargento Ricardo Vallejos contenían a los presentes”, acotó.

“Esos momentos duraron una eternidad pero al ver que el nene comenzaba a respirar, mire a todos y nos calmamos… segundos después llegó la ambulancia con el personal médico y lo llevaron. Ahora siento la gran importancia que tiene todo lo que aprendimos en el Instituto de Capacitación y creo que todas las personas de la comunidad deberían realizar un curso de RCP para saber cómo actuar en una emergencia”, puntualizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico