Por beneficio de duda absuelven a imputado de violación

El hombre llegó con prisión preventiva al juicio, imputado como presunto autor de abuso sexual gravemente ultrajante contra una niña, que tenía a la guarda en el seno familiar. La Fiscalía no pudo acreditar durante el debate el ataque sexual, fue absuelto y recuperó la libertad.

En la Oficina Judicial de Sarmiento este viernes se conoció el veredicto por el caso de abuso sexual intrafamiliar y lesiones en el contexto de la violencia de género, presuntamente ocurrido entre los meses de febrero y septiembre de 2019 en esa localidad.

El tribunal colegiado estuvo integrado por los jueces Ariel Quiroga, Martín Montenovo y Ricardo Rolón.

El enjuiciado cumplía prisión preventiva en la alcaldía policial de Comodoro Rivadavia, imputado por los delitos de abuso sexual gravemente ultrajante, agravado por haber sido cometido por el encargado de la guarda y aprovechándose de la convivencia preexistente; y lesiones leves agravadas por haber sido cometidas en contexto de violencia de género.

En su alegato, la fiscal Laura Castagno junto al funcionario Ezequiel Castro Albornoz, consideraron que, al concluir la etapa de producción de prueba, se logró acreditar el delito de lesiones agravadas por haber sido cometidas en contexto de violencia de género.

La fiscal repasó los testimonios de funcionarios policiales y profesionales del hospital local, quienes confirmaron las lesiones y la denuncia presentada por la familia de la víctima. También valoró los dichos de la víctima mediante Cámara Gesell.

Respecto al contexto de violencia de género, Castagno refirió la relación de asimetría entre el acusado y la menor de edad.

Mientras que, sobre la imputación por el delito de abuso sexual, mencionó los indicadores explicados por los licenciados en psicología que fueron citados como testigos en el juicio.

Por todo ello, la fiscal pidió al tribunal que sea declarado como autor penalmente responsable de los delitos endilgados por la parte acusadora.

El defensor Gustavo Oyarzun señaló que todo el caso del Ministerio Público Fiscal “es sumamente cuestionable”. Aseguró que la Fiscalía no pudo acreditar con el grado de certeza requerido en esa etapa, el delito de lesiones leves y el contexto en el que habrían ocurrido los delitos. En consecuencia, indicó que se impone la absolución del segundo delito.

En cuanto a la acusación por abuso sexual agravado, el defensor afirmó que “no está claro” cómo fue el develamiento del caso y que existió “un déficit dogmático en los agravantes propuestos por los acusadores”.

Oyarzun solicitó a los jueces la absolución de su defendido “por la deficiencia de la acusación y por las propias contradicciones en las que incurrió el acusador público”.

Tras escuchar a las partes, los magistrados primero expusieron que durante las audiencias de debate se logró evidenciar la situación de vulnerabilidad de la víctima.

Por unanimidad, el tribunal resolvió absolver al imputado por delito de presunto abuso sexual agravado y fundamentó sobre la “aplicación del beneficio de la duda”. Además, señalaron la falta de acreditación y contradicciones de los testimonios referidos a la imputación por lesiones leves en contexto de violencia de género.

Agregaron que no encontraron forma en que una hipótesis se imponga sobre la otra respecto a cómo ocurrieron los hechos.

En consecuencia, refirieron que los jueces no tuvieron otra alternativa que disponer la libre absolución del imputado.

Por ello, ordenaron la inmediata libertad del habitante llevado a juicio.

Por otra parte, le pidieron a la representante de la Asesoría de Menores, Gabriela Francisco, que procure las gestiones necesarias para implementar medidas de protección en favor de la adolescente.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico