Por falta de bancos no podría comenzar un primer grado

Los alumnos de una de las cinco aulas de primer grado de la Escuela 43 no tienen garantizado el inicio de las clases. Según los padres, las autoridades del establecimiento del barrio Mosconi confirmaron que no cuentan con los bancos suficientes para cada estudiante. También manifestaron que el curso carece de docente titular. Apelan a Supervisión de Escuelas.

Mañana deberían comenzar las clases en Chubut, pero los gremios docentes ya anunciaron que no concurrirán a las aulas. Tampoco irán a trabajar los auxiliares docentes. Ello también ocurrirá el martes, por lo que el ciclo lectivo recién arrancaría el miércoles.

Pero para entonces una de las cinco salas de primer grado de la Escuela 43 debería tener asegurada su cursada. Es que según los padres de los alumnos, el curso no cuenta con los bancos y sillas necesarios para cada uno de los estudiantes. Señalaron que tampoco cuentan con docente titular.

Victoria Curan, una de las madres en conflicto, explicó que el lunes se acercó al establecimiento del barrio Mosconi para confirmar la cursada de sus tres hijas, pero solo pudo hacerlo con dos de ellas porque no estaba asegurado el comienzo de uno de los cursos.

Según Curan, la directora del establecimiento, Adriana Vera, le comunicó que el curso de su hija no contaba con una maestra titular. “Esperé unos días; es feo que tu hijo no tenga una maestra asignada en su primer día de clases, pero se puede tolerar porque puede pasar en cualquier colegio”, sostuvo.

Sin embargo el panorama empeoró cuando el viernes Curan se dirigió a la institución para conocer si había novedades sobre la docente de su hija. “Cuando llegué, empezamos a hablar y yo le dije que estaba preocupada de que mi hija no sepa quién iba a hacer su maestra. Entonces la directora me dijo que ella estaba más preocupada porque el aula no tenía los bancos necesarios para comenzar las clases. Fue muy triste y angustiante porque hasta el día de la fecha no sabemos si los chicos comienzan o no las clases”, lamentó.

“Nosotros no sabemos qué puede pasar. Es muy posible que no puedan comenzar las clases el día que deben hacerlo. Lo peor es que la directora nos dijo que teníamos que llamar el lunes al mediodía para saber si comienzan o no las clases. Es decir que tenemos que estar atentos. Son muchos los chicos que quieren ir a la escuela y seguramente no van a poder”, cuestionó.

En este sentido, Curan manifestó que buscará reunirse con otros padres en su situación para dirigirse a Supervisión de Escuelas y encontrar una solución a este problema. “No vi a muchos padres quejándose. Esto no es nada lindo y esperemos que no se vuelva a repetir porque el año pasado ya había pasado una situación similar. Esperemos que Supervisión ofrezca una solución a este problema porque se puede agravar cada vez más”, sostuvo la preocupada madre.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico