Por pelea entre vecinos hubo detenidos y policías lesionados

Serios incidentes se registraron este martes en el denominado Barrio 499 Viviendas de Río Gallegos. Se originaron por una violenta pelea de vecinos, varios de los cuales fueron trasladados a comisarías y al menos tres policías resultaron lesionados.

De acuerdo al informe dado a conocer por el Departamento de Comunicaciones Institucionales de organismo de seguridad provincial, todo comenzó alrededor de las dos de la madrugada cuando la guardia de la Comisaria Seccional Tercera fue alertada sobre una fuerte discusión de vecinos en el mencionado barrio, precisamente en la avenida Juan Domingo Perón al 400.

Cuando la comisión de efectivos de esa dependencia llegó al lugar, un hombre de 52 años les hizo saber que su vecina propalaba música a alto volumen y a pesar de reiteradas quejas que le formuló, la misma le hizo caso omiso.

Al ser entrevistada, la mujer de 35 años aseguró a los policías que el acusador la había amenazado de muerte.

Tras ello, de manera repentina, aparecieron otros dos hombres que estaban en la casa de la denunciada, quienes comenzaron a insultar y luego a golpear al vecino quejoso.

Los sujetos también agredieron a uno de los uniformados que intentó vanamente de hacerles deponer de su actitud, golpeándolo en la cabeza con un trozo de mampostería, el que le causó una herida cortante en la cabeza, por el cual más tarde se le practicaron tres puntos de sutura en el Hospital Regional.

Otros policías, redujeron a los agresores, tratándose de dos jóvenes de 18 y 23 años que fueron trasladados en calidad de aprehendidos a la Comisaría Tercera.

Pero no todo terminó allí ya que el vecino de 52 años trató de entorpecer el procedimiento, reclamando que también fuera aprehendida la mujer, por lo cual él también fue conducido a un calabozo.

OPER47.jpg

BATALLA CAMPAL

Por si esto fuera poco, desde otras casas aledañas comenzaron a salir más individuos que arrojaron palos y piedras contra los policías, resultando lesionados otros dos y, al verse superados en número, solicitaron apoyo a otras unidades.

En pocos minutos, numerosos móviles patrulleros arribaron a la zona, haciendo también lo propio efectivos del Grupo Operaciones Motorizadas, los cuales intervinieron con disparos disuasivos de escopeta, logrando dispersar a los agresores.

Más tarde, al recogerse varios testimonios, se supo que durante las primeras discusiones se había hecho presente otro hombre de 42 años que, esgrimiendo un arma de fuego, profirió amenazas de muerte, aunque en el informe de prensa no se dieron precisiones hacia quien fueron dirigidas.

No obstante se hizo saber que el jefe de la citada comisaria, Gerardo Ruiz, solicitó y obtuvo una orden de allanamiento a la vivienda de ese individuo, ubicada en la misma avenida, a la altura catastral del número 500, que también incluyó la requisa de un camión Ford Cargo..

La diligencia procesal en la casa se concretó alrededor de las 14:00, procediéndose al secuestro de 46 municiones de Fusil Automático Liviano (FAL), 8 vainas servidas y un estuche para armas largas.

En la cabina del camión estacionado frente a ese domicilio se secuestró arma buscada, un FAL, como así también tres vainas servidas.

Finalmente, al promediar la tarde todos los causantes recuperaron su libertad tras fijar un domicilio legal y quedar a disposición del Juzgado de Instrucción de turno.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico