Por temor a saqueos, coordinan acciones con supermercados

Según pudo confirmar El Patagónico, la Municipalidad convocó a una reunión a autoridades policiales y supermercadistas para evitar incidentes en las vísperas de las fiestas de fin de año, producto de la crisis social y laboral que se vive en la ciudad. El ejecutivo habría solicitado a los grandes comercios la donación de bolsones de comida para que sean entregados a organizaciones sociales y más trabajo preventivo a la fuerza policial.

El fantasma de diciembre de 2001 está latente. En aquellos días los saqueos fueron temor y realidad para supermercadistas y comerciantes ante la necesidad de muchos y el aprovechamiento de algunos oportunistas. Pero la crisis social y laboral que vivía por ese entonces el país era una realidad. Lo gobernaba el radical Fernando de la Rúa; el gobernador era José Luis Lizurume y el intendente de Comodoro, Jorge Aubía. Su secretario de Gobierno era el flamante diputado nacional Gustavo Menna.

Dieciséis años después el temor vuelve a aparecer y sabiendo esto en la ciudad ya se coordinan acciones para evitar posibles incidentes.

El martes, la Municipalidad de Comodoro Rivadavia convocó a una reunión con autoridades policiales y supermercadistas de la ciudad para evitar que se produzcan inconvenientes de similar índole en las vísperas de las fiestas de fin de año.

El encuentro, que tuvo lugar en la intendencia, fue encabezado por el propio jefe comunal Carlos Linares, quien primero se reunió con representantes de los grandes supermercados: Walmart, Jumbo, La Anónima, La Proveeduría y Carrefour; y luego con autoridades policiales, inclusive los jefes de comisarías.

La reunión contó con la presencia de funcionarios de primera línea, entre ellos el secretario de Gobierno, Máximo Naumann; el secretario de Seguridad, Héctor Quisle; y el subsecretario de Fiscalización, Daniel Campillay.

Allí los pedidos fueron dos, según pudo confirmar El Patagónico: por un lado mayor presencia policial en supermercados y comercios, haciendo énfasis en un trabajo preventivo y coordinado entre las partes; y por el otro, la donación de bolsones de alimentos por parte de los supermercados.

Estos artículos el Ejecutivo los entregaría a organizaciones sociales con el fin de evitar posibles desmanes, informaron fuentes que participaron del encuentro. “El objetivo es evitar todas estas cuestiones y trabajar todos juntos. Se intercambiaron teléfonos y se habló sobre cómo actuar ante posibles acciones de este tipo”, señalaron las fuentes propias de este medio.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico