Prevén que disminuirá la oferta de alquileres en Comodoro

Así lo estimaron referentes del sector inmobiliario. Es por la nueva reglamentación en la materia. Dispone que quienes pongan en arriendo inmuebles deberán inscribirse en un registro de la Administración Federal de Ingresos Públicos. Implicaría también el pago de algún gravamen como el Impuesto a las Ganancias.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) reglamentó el registro de contratos de locación de inmuebles previsto en la Ley 27.551, con el que busca obtener información para verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de los sujetos intervinientes en distintas operaciones.

La Resolución General N° 4933, que se publicó en el Boletín Oficial, da forma a lo dispuesto por el artículo 16 de la ley. Aquellos contribuyentes que asuman el carácter de locadores o arrendadores en los contratos quedan obligados a la registración de la operación.

En este sentido, la vicepresidenta de la Cámara Inmobiliaria de Comodoro Rivadavia, Liliana Maimo sostuvo que la reglamentación viene a darle transparencia al sector, pero puede generar complicaciones por la caída en los números de operaciones.

“El mercado se ha retraído por las medidas que ha tomado el Gobierno nacional. Se ha distorsionado todo el mercado. Hay inquilinos que (por el congelamiento dispuesto durante la pandemia) están pagando el mismo valor desde hace dos años. Es decir, hay gente que sigue pagando los valores de 2019 en pleno 2021”, aseguró Maimo en diálogo con El Patagónico.

Sobre la nueva reglamentación, manifestó: “hasta ahora no sabemos qué consecuencias va a traer o no sabemos qué resolución tomará la AFIP una vez que tenga los registros”

INCERTIDUMBRE

La vicepresidenta de la Cámara Inmobiliaria de Comodoro Rivadavia describió que muchas personas que tienen una casa grande deciden alquilar su propiedad y buscar otra más pequeña para tratar de hacer una diferencia económica. Sin embargo, Maimo señaló que a partir del conocimiento de la nueva reglamentación muchos propietarios decidieron frenar con el ofrecimiento de sus propiedades.

“Por ahora está la obligación, pero hay muchos propietarios que están diciendo que no ofrezca el alquiler hasta que sepan que explica la reglamentación”, advirtió.

A esto le sumó las consecuencias en el marco jurídico. “Lo otro que tiene de malo esta reglamentación es que si ese dueño tiene que accionar judicialmente de ese contrato, el juez le tiene que avisar a la AFIP que va a entrar en un proceso judicial. Si no está registrado no podrá avanzar en la causa. Es mucho más burocrático y genera más trabas si el propietario quiere llevar a cabo un proceso de desalojo o recuperar parte del dinero de un alquiler”, cuestionó.

También subrayó que generará complicaciones en los inquilinos que tienen un trabajo informal. “Esto indudablemente también perjudica al inquilino porque si no se registra el propietario o el corredor inmobiliario lo tendrá que hacer la persona que quiere alquilar y sabemos que a partir de la pandemia hay muchas personas que tienen trabajos que no están en blanco o que no pueden pagar el monotributo. Es una carga más para quien está trabajando de manera informal o aquel jubilado que tiene un alquiler para llegar a fin de mes”, afirmó.

“Por un lado está bien reglamentar este tipo de iniciativa porque genera transparencia, pero considero que no es la forma ni el momento por todo lo que estamos viviendo económicamente en el país”, contrastó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico