Preventiva por robar y apuntar con un arma a un agente policial

Gonzalo Alberto Ezequiel Casanova (20), permanecerá cuatro meses detenido en prisión preventiva. Fue imputado por la Fiscalía, como presunto autor del delito de robo agravado por uso de arma de fuego y escalamiento.

El jueves 24 de mayo, la policía detuvo a Gonzalo Alberto Ezequiel Casanova (20) cuando salía del interior de una casa en el barrio "Parque Patagonia", de Sarmiento, llevando elementos sustraídos, en el interior de su mochila. Asimismo se indicó que el joven utilizó un revolver para apuntar a la víctima y a un empleado policial. Los investigadores cuentan con un plazo de tres meses para culminar su investigación.

En la sala de audiencias de la Oficina Judicial, se desarrolló una audiencia de control de la detención y formalización de la investigación. El acto fue presidido por el Juez Daniel Pérez. En representación de la Fiscalía, asistió el Funcionario Ezequiel Castro. El imputado, en tanto, recibió el asesoramiento legal del abogado adjunto de la Defensa Pública, Marcelo Catalano.

Castro, afirmó que la calificación legal de la conducta que se le atribuye al imputado, es constitutiva del delito de robo agravado por el empleo de arma de fuego y por su comisión con escalamiento en calidad de autor.

Finalmente, peticionó al magistrado que se declare legal la detención de Casanova, formalice la investigación preparatoria de juicio con la calificación legal provisoria propuesta y otorgue un plazo de seis meses para concluir la investigación.

Con respecto a las medidas de coerción, requirió la aplicación de prisión preventiva para el sospechoso. Sus fundamentos, se basaron en las características del hecho- explicó que se trata de un hecho grave- y también destacó la pena en expectativa.

En su argumentación, recordó un antecedente condenatorio del joven -cuando era menor de edad- luego de una acumulación de causas se lo declaró autor responsable en tres hechos de robo agravado por el uso de arma de fuego. A criterio del funcionario, esta situación habla de la peligrosidad del imputado.

A su turno, Catalano no formuló oposición a la declaración de la legalidad de la detención y tampoco a la pieza de apertura. Asimismo, consideró excesivo el plazo de investigación pedido. En tanto, se opuso al pedido de prisión preventiva, al entender que la parte acusadora, no señalo ningún elemento que permitan fundamentar la medida.

Luego de escuchar los pedidos de las partes, Pérez resolvió: declarar legal la detención de Gonzalo Casanova, otorgar el plazo de tres meses de investigación y formalizar la investigación preparatoria de juicio en su contra, con la calificación legal provisoria escogida por la Fiscalía. Con respecto a la controversia surgida por el pedido de prisión preventiva, dispuso que Casanova debe permanecer detenido, por el tiempo que dure la investigación.

EL HECHO

El jueves 24 de mayo, a las 22:40 en un domicilio ubicado sobre la calle Rivadavia en el barrio "Parque Patagonia", localidad de Sarmiento, Gonzalo Casanova y otro sujeto -que aún no fue identificado- treparon a una reja, e ingresaron al predio. Luego rompieron la puerta ubicada en la parte delantera de la casa. De su interior, sustrajeron un set de perfumes, dinero y un pendrive. También se denunció que dañaron la puerta trasera, a la altura de la cerradura.

El accionar de los sospechosos fue advertido a la policía, por un vecino quien informó que personas desconocidas habían ingresado a ese domicilio. Al llegar al lugar, los policías observaron a un sujeto que se encontraba en la mitad de la calle, quien al advertir la presencia de los uniformados, escapó del lugar. En ese mismo momento, arribó al lugar un vehículo que en el que se desplazaban los titulares de la vivienda.

La propietaria de la casa, intentó ingresar por la puerta delantera y fue sorprendida por Gonzalo Casanova. El joven le apuntó con un arma de fuego y de esa manera intentó egresar del lugar. En este contexto, uno de los policías extrajo su arma reglamentaria e impartió la voz de alto. Casanova también apunto al efectivo y el policía accionó la corredera de su pistola.

Finalmente, el procesado, arrojo su arma al piso y dijo "no me tire, no me tire, me entrego". Fue detenido en el lugar. En otro orden, el investigador, indicó que el imputado llevaba en su espalda una mochila de color negra y gris, con diversos elementos en su interior. La victima reconoció estos elementos como de su propiedad. Mientras que en el interior de la vivienda, se encontraban varios elementos revueltos y otros preparados para ser sustraídos por Casanova.

Por último, sobre el arma que portaba el detenido, se la identifico como revolver calibre 22 con cachas de madera, sin marca, ni número de serie visible, con un tambor de ocho alveolos, conteniendo en su interior 6 municiones. Una de ellas percutada.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico