Programas, becas, talleres, albergue: cómo impacta el ajuste

El Gobierno nacional anunció que enviaría más fondos, pero aún no llegaron. Mientras tanto, hay programas que corren peligro y cursos que no se dictan. El martes 23 habrá manifestaciones en todo el país; también en Comodoro.

“Solo se remitieron fondos para el pago de salarios”, resaltó la rectora de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco (UNPSJB), Lidia Blanco, quien participó de la reunión del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) que tuvo lugar el pasado miércoles, un día antes de la movilización que se celebró en Km 4 y que tuvo más concurrencia que la anterior, cuando docentes, estudiantes y trabajadores salieron a panfletear en la ruta. Ahora confían en que el martes 23 el número será mayor. Es que de a poco se comienza a tomar conciencia de las consecuencias del ajuste que impulsa el presidente Javier Milei a través de su secretario de Políticas Universitarias, Alejandro Alvarez.

Este último funcionario fue quien se reunió con los rectores de las universidades nacionales de todo el país y su discurso estuvo en sintonía con lo que expresaría horas más tarde el vocero presidencial, Manuel Adorni, y que fue desmentido por Chequeado. Com

“Nosotros hemos hecho un reajuste en torno al 70% del presupuesto”, aseguró el funcionario nacional, pero según la misma fuente el presupuesto actual para las universidades nacionales es de un poco más de $ 1,4 billones, lo que representa un incremento sin contar la inflación del 2,2% contra el presupuesto inicial de 2024, que es una prórroga del de 2023.

Lo cierto es que el Gobierno nacional anunció -pero aún no oficializó- un aumento del 70% en los gastos de funcionamiento de las universidades.

Sin embargo, este aumento -en caso de concretarse- tampoco implica un incremento del 70% en el presupuesto universitario, ya que lo anunciado solo aplica para un ítem del número total.

EN LA SAN JUAN BOSCO

Un aspecto para destacar en el funcionamiento y desarrollo de las unidades académicas son los financiamientos por programas, a los que se accedía mediante presentación de proyectos y que están suspendidos actualmente. Por ejemplo el RENASIC (Red Nacional de Simulación Clínica); o el Programa de doctorado que solo recibió el 50% de los fondos; el Programa de Fortalecimiento de la extensión universitaria; y el Programa de Fortalecimiento en acciones sustantivas de ciencia y técnica, entre otros.

Asimismo, la obra más importante que por ahora se viene postergando es el nuevo edificio para laboratorios de Enfermería y Medicina en Comodoro. Es una obra con financiamiento compartido entre el Estado Nacional y el Banco de Desarrollo para América Latina (CAF).

Además, después por la crisis económica no se pudieron finalizar los laboratorios de la Facultad de Ciencias Naturales y Ciencias de la Salud de Esquel y la refacción del Patio Magno de Comodoro.

EN NUMEROS

El informe oficial indica que la inversión en servicios públicos, limpieza, seguridad, conectividad ascendía en noviembre de 2023 a 50.638.306,55; en marzo de 2024 a 80 millones de pesos, esperando un aumento inminente en el orden del 80% dado por el reconocimiento de ajustes de tarifas de los servicios básicos contratados, y el aumento anunciado de tarifas de servicios públicos, más la quita de subsidios anunciada.

El envío mensual de fondos para marzo asciende a 95.075.090, y con el aumento anunciado totalizaría la suma de 162.073.378 (fondos que aún no ingresaron).

El 95% del presupuesto de la UNPSJB se destina a salarios y el 5% restante para gastos de funcionamiento: servicios básicos, becas, comedor, mantenimiento de albergues, insumos de laboratorio, además de mantenimiento de equipos, salidas de campo de estudiantes, conectividad, etc.

En este escenario se sostienen 700 becas -distribuidas en las 4 sedes-, sin incrementos respecto de noviembre de 2023. Se trata de becas completas e incompletas y algunas contemplan comida, alojamiento y fotocopias.

En cuanto al alojamiento, existen 146 lugares en Comodoro Rivadavia, Esquel y Puerto Madryn y por primera vez en varios años hay una larga lista de espera. Es que son más los estudiantes del interior –e incluso de esta ciudad- que vieron impedida su aspiración de irse a estudiar a otros puntos del país.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico