"¿Qué hace Usted en esta casa que es mía?"

El delegado del IPV describió un caso particular que se produjo en el marco de las estafas develadas hace una semana y por las cuales se detuvo a dos personas.

“¿Pero qué hace usted acá, si esta es mi casa? Yo ya la pagué y sé que tiene tres calefactores; vi videos del interior”. Con estas palabras, una mujer increpó hace un tiempo al adjudicatario de una vivienda entregada por el Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), a través de un gremio y en acto público.

“Señora, a mí me la entregó el IPV. Si tiene alguna queja, vaya allá a reclamar”, fue la respuesta del sorprendido hombre.

Esta situación fue descripta esta tarde por el delegado local del IPV, Juan Martín Iparraguirre, como un ejemplo de las estafas que se producían en el organismo, donde la semana pasada se develó que había “gestores” que solicitaban entre 200 y 300 mil pesos por persona para adjudicar viviendas, alegando contar con influencias importantes.

“Esa mujer nunca vino al Instituto y el caso consta en la denuncia que presentamos”, acotó Iparraguirre. “Es un ejemplo típico de estas personas que vendían humo por viviendas que nunca entregaban. Entiendo que hubo una fabulación por parte de gente que nunca tuvo el poder de entrega”, dijo el funcionario.

El jueves 10 fue detenida Griselda Jonás y este miércoles fue preso

Maximiliano González, quien era personal del IPV, pero se hallaba suspendido.

“Nosotros entregamos toda la información que teníamos sobre estos planes a la Justicia. Puedo decir que entregamos las viviendas de acuerdo a lo que establece la ley. Lo que hayan hecho terceros corre por cuenta de ellos y deberán rendir cuentas. Nosotros presentamos denuncias por estas irregularidades por primera vez en febrero de 2019. Dije entonces que estábamos detrás de promesas de viviendas que eran falsas. Todo el año pasado tomamos declaraciones confidenciales a vecinos que se constituyeron en actas formales frente a abogados, que son las que presentamos”, añadió el delegado.

“Nosotros ahora seguimos trabajando. Ayer evitamos una usurpación en kilómetro 14 por parte de una persona en situación de necesidad que intentó tomar una casa que está por entregarse. La convenció de no hacerlo personal policial y yo mismo por teléfono. Lo invité a venir a conversar hoy. La gente tiene necesidad y derecho a ser escuchada, aun en su desesperación”, resaltó Iparraguirre.

El funcionario añadió en FM Del Mar que gran parte de la documentación afectada por el incendio del último viernes a la madrugada fue salvada y que de la que se perdió hay copias digitales en Rawson.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico