Quedó grabado cuando incendió la camioneta de un vivero del 9 de Julio

Un sujeto quedó grabado en las cámaras de seguridad de la parroquia María Auxiliadora cuando en la madrugada del sábado ingresó al patio e incendió la camioneta del vivero 10 de Abril II. El 24 y 25 de mayo ya había sido blanco de destrozos y robos en los que se llevaron plantas, adornos, fertilizantes, un monitor y la caja registradora con dinero.

Una notable preocupación vive la familia Schwindt, propietaria de la cadena de viveros 10 de Abril en Comodoro Rivadavia. La sucursal que funciona sobre la avenida 13 de Diciembre 280, frente al supermercado La Anónima, sufrió tres ataques delictivos en los últimos doce días.

La noche del 24 de mayo ingresaron dos ladrones al local tras romper un ventanal que da al estacionamiento del mencionado supermercado. Se alzaron con la caja registradora con dinero y un posnet. Los sospechosos fueron aprehendidos por la policía “pero los soltaron porque se trataba de dos menores”, precisó el empleado Wilson Huerta.

Como si fuera poco, los delincuentes regresaron a la noche siguiente donde causaron destrozos y se llevaron una importante cantidad de plantas, fertilizantes químicos, costosos adornos y estatuas de cerámica y el monitor del sistema de cámaras de seguridad.

Los malvivientes, además, rompieron el reproductor DVR que graba las imágenes de las filmaciones para luego huir. El frente del comercio permanece oscuro todas las noches y se presume que los ladrones utilizaron algún vehículo para trasladar todos los elementos robados.

El tercer ilícito se registró en las primeras horas del sábado en el patio de la de la Iglesia María Auxiliadora, lindante con el vivero. Según captaron las cámaras de seguridad, un sujeto que sería mayor de edad le prendió fuego a todas las ramas que se encontraban en la caja de una Ford 100 que se utiliza para esa tarea en los distintos locales.

Embed

La camioneta estaba estacionada en el predio de la iglesia y en el video “se ve claramente cómo ingresan por el patio”, describió el damnificado a este diario. El hombre encendió los desechos y ello provocó el siniestro en la parte trasera del vehículo, propiedad de la familia Schwindt.

El damnificado, que radicó las respectivas denuncias ante la Seccional Segunda, sostuvo que “nos interesaría que nos ayuden a difundir a esta persona y estos actos de los que ya estamos tremendamente cansados y que destruyen el trabajo de tantos años con estos constantes robos en nuestros cuatro viveros”.

De esta empresa familiar “dependen familias; debemos cumplir con todos los sueldos como siempre hacemos y pagar impuestos como todos. Siempre tratamos de dar trabajo y esto es lo que recibimos: robos y destrozos, como muchos comerciantes de la ciudad”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico