Quimsa es el campeón de la Supercopa de La Liga

Se floreó imponiéndose por 88-69 ante San Lorenzo en una apasionante definición en Obras. Eric Anderson, el MVP indiscutido.

La vitrina se agranda: Quimsa de Santiago del Estero se consagró este sábado campeón de la Supercopa de La Liga después de imponerse 88-69 ante San Lorenzo en el estadio de Obras.

Victoria y primer título para la "Fusión" santiagueña en este certamen, que previamente tenía al "Ciclón" como único consagrado en las anteriores dos ediciones. El equipo de Sebastián González se alzó con la gloria máxima, ratificando su exquisito presente en La Liga que lo ubica como el único y gran líder. La figura y MVP fue el pivote estadounidense Eric Anderson, con una tarea brillante al firmar 21 puntos, 10 rebotes y 31 de valoración.

Quimsa arrancó mucho más incisivo, desde su dinámica pero también con mucha decisión. Metió el balón debajo del cesto, dañando mucho con el trabajo de Acevedo penetrando y deshaciéndose de las marcas pero también con la sobriedad de Juani Brussino en la conducción.

También se sumó el siempre presente trabajo de Eric Anderson, anotando, reboteando y fajándose. Eso le permitió a la Fusión lograr una primera buena diferencia, que llegó a ser de 9 (23-14). Al "Ciclón" le costó acomodarse, y los puntos que encestó en el cierre no fueron suficientes para revertir la tendencia.

La historia comenzó a tener un giro a favor de San Lorenzo en el siguiente periodo. Es que el azulgrana se fue sintiendo más cómodo, facturó con un triple rápido de Pérez, que se acopló a lo hecho por un Pérez Tapia muy correcto y participativo. En dos acciones, los de Castiñeira ajustaron, calibraron la mira y se metieron nuevamente en el juego. ¿Otra clave? Un Sandes que las luchó a todas y resultó crucial. En un ratito, San Lorenzo se puso a tiro y entró al descanso largo abajo por la mínima: 45-44 favorable a Quimsa.

Llegó entonces el parcial que rompió el partido: un tercer episodio en el que Quimsa fue supremo, sin titubear adelante y lastimando a placer, defensivamente muy aplicado y con un Anderson brutal. Todo pasó por las manos del pivote, con acciones de 2+1, sin encontrar oposición alguna. Apoyado en su lucidez, Quimsa se floreó con una carrera de 25 a 7, dejando la historia practicamente sellada: 70-51 a falta de los diez ultimos minutos.

El final no tuvo muchos más para decir: Quimsa, con su jerarquía, intensidad y lucidez, terminó firmando un triunfo histórico, rompiendo el dominio de San Lorenzo en este certamen y bañándose de gloria una vez más, ratificando su gran presente. Fue un 88-69 claro, contundente y merecido

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico